La Cámara Federal de Mar del Plata en una resolución dictada ayer rechazó la recusación formulada por la defensa de Mauricio Macri contra el Juez Federal de Dolores, Dr. Martín Bava, en la causa donde se investiga presuntos delitos de espionaje ilegal a familiares del submarino ARA San Juan, oportunidad donde se le recomendó al magistrado que moderara su estilo y evitara incurrir en construcciones jurídicas que podían configurar ambigüedades.

El recurso contra el rechazo a su recusación, como había resuelto por el Juez Federal subrogante de Dolores, había sido planteado por el Dr. Pablo Lanusse, abogado defensor de Mauricio Macri, considerando que el magistrado al formular el llamado a indagatoria de su representado había incurrido en diversas manifestaciones que jaqueaban seriamente la suerte del proceso, pues ellas reflejaban un compromiso emocional y personal en relación a la hipótesis investigativa bajo estudio. Que entendían que el Juez tenía una opinión parcial y anterior sobre los hechos pesquisados, por lo que resultaba difícil de imaginar que la declaración que brinde el ex-Presidente en la audiencia indagatoria pudieran torcer el pensamiento que desde el vamos tiene el Juez respecto del caso.

Los jueces de Cámara, Dres. Eduardo Pablo Jiménez y Alejandro Tazza, para resolver la recusación analizaron el llamado a prestar declaración indagatoria formulado a fin de evaluar si existía algún elemento que pudiera deducir que el magistrado había incurrido empresas juzgamiento, señalando que examinados los antecedentes de este caso, estos no evidenciaban las motivaciones invocadas por el Defensor, las que consideraron fundadas en criterios subjetivos que no alcanzaban el grado de objetividad necesario como para acceder a lo requerido.

Sin embargo, los jueces puntualizaron, que la forma poco moderada y el estilo imperativo empleado por el Juez Bava no eran apropiados como tampoco dotados de la técnica jurídica a la que debe aspirar una resolución de este tipo.

Al respecto exhortaron al Dr. Bava a “que en lo sucesivo guardara la mesura y adecuada compostura al resolver causas judiciales, en particular cuando ellas detentan repercusión social, evitando así incurrir en expresiones de aquella naturaleza como las advertidas en la resolución en estudio, sorteando así la posible generación de equívocos que lleven a planteos generadores de innecesarios dispendios jurisdiccionales”.

Y agregaron, que no podían soslayar “que es deber de los Jueces no solo tener, sino demostrar a través de sus actos, la contundente objetividad e imparcialidad que debe existir en toda decisión que rige la actividad jurisdiccional, impidiendo de tal modo que sus pronunciamientos puedan generar en los justiciables un fundado temor de parcialidad, o ausencia de ecuanimidad y rectitud en el cumplimiento de su función, y que no se encuentre ella sino sólo inspirada en la recta administración de justicia, que se exhiba despojada de cualquier injerencia extraña a tales postulados”. Y agregaron, que estos debían actuar “con el recato y la mesura pertinente que las circunstancias particulares aconsejen”, como especialmente ocurría en este caso donde se le había formulado una imputación penal a un ex Presidente de la Nación, vinculado con un acontecimiento que involucra profundos sentimientos personales que afectan a los familiares de las víctimas del suceso investigado, y que son caros en general a toda la sociedad.

Además la resolución indicó, que el proceder del Juez plasmado en el expediente no debía “alentar ninguna clase de suspicacia que pueda estar teñida de supuestos no claramente expresados, o de diversos intereses políticos o de cualquier otra naturaleza, o aún que una buena parte de la ciudadanía pueda siquiera vislumbrarlos, pudiendo quedar indirectamente inducida por esos excesos terminológicos o de carácter emocional expresados por el Magistrado…”, puntualizando que al momento de juzgarse causas complejas o sensibles como esta, “el sistema judicial debe necesariamente preservar su independencia de cualquier factor extraño que no sea otro que el apego estricto al respeto por las palabras de la ley y al cumplimiento de sus preceptos”, resaltando también, que eso debía estar despejado cualquier sospecha de injerencia externa que la Cámara Federal no estaba de modo alguno dispuesta a tolerar o avalar.

Por todo ello resolvieron rechazar el recurso de la defensa y recomendar al Juez subrogante de Dolores, que en lo sucesivo modere su estilo y evite incurrir en construcciones jurídicas que, enmarcadas dentro de un pronunciamiento judicial diferente, puedan configurar ambigüedades deductivas que no se correspondan con el acto procesal decretado y aquí cuestionado, ni al modo de imputación formal por la que se convoca al encausado a ejercer su derecho material de defensa en juicio, debiendo evitar expresiones asertivas que no se condigan con el estado procesal del expediente en curso…”

Respecto del fallo dictado por la Cámara Federal de Mar del Plata debemos decir, que fuentes judiciales cercanas a ese tribunal de alzada nos indicaban en la tarde pasada que la resolución es contradictoria, que seguramente por eso llegará en apelación ante Casación. Se nos resaltó al respecto, que por una parte los jueces rechazan la recusación del Dr. Bava formulada por la defensa de Macri, mientras que por otra , en las recomendaciones al Juez, pareciera avalarse precisamente los argumentos que fundaban el apartamiento del Magistrado de la causa por la presunta responsabilidad del expresidente en el caso de espionaje ilegal investigado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *