A fin del mes de mayo del año 1996 se conocía que casi todo el personal de L.U. 27 Radio Dolores recibía telegramas de despido, iniciándose así el largo y tortuoso camino que llevaría a la emisora local a un final no querido, su desaparición y la pérdida de la onda radial de A.M. que tenía nuestra ciudad.

Aquella deseada iniciativa para que Dolores tuviera su radio se vio concretada en las primeras horas de la mañana del 7 de febrero de 1970, cuando salía al aire la primera emisión de “LU 27 Radio Dolores”.

El sueño de muchos se había hecho realidad por iniciativa de tres dolorenses que fueron sus propietarios, el Dr. Rubén Néstor Etchehoun, su hermano Gilberto Etchehoun y Elmer Ernesto Giles, a quienes acompañaban un grupo de unos 20 entusiastas vecinos de la ciudad en distintas tareas o roles.

Años después la empresa fue vendida a tres vecinos de Dolores, quienes mantuvieron la titularidad de la radio hasta fines de la década del 90, en que fue vendida al responsable de una emisora platense y de un medio gráfico de prensa de la ciudad capital, transferencia que a la distancia se la podría señalar como la firma del acta de defunción de LU 27.

Fue así, el 29 de mayo de 1996 alrededor de treinta empleados de LU 27 Radio Dolores recibían sus telegramas de despido, casi la totalidad del personal ya que la única excepción eran dos radioperadores, aunque aquellos primeros en una reunión con el entonces titular de la empresa habían recibido la comunicación verbal que a partir de ese momento no pertenecían más al plantel de la radio.

En ese mismo marco de despidos e incertidumbre sobre el futuro de Radio Dolores, se conocía que la empresa periodística platense que se había hecho cargo de la empresa adoptaría una programación de tipo provincial más que local, y que a partir del mes siguiente dejaba de trasmitir la mayor parte de la programación con característica dolorense.

A poco de ello el nuevo responsable de la emisora, el Ing. Marcelo Balcedo (1), daba a conocer un comunicado diciendo que lo que se procuraba era reconvertirla no sólo desde la faz tecnológica sino desde su programación, convirtiéndola en una radio no sólo local sino con protección zonal y provincial (todo una verdadera falacia).

Radio Dolores tuvo desde entonces un camino errático y poco claro, primero con un administrador/interventor cuya tarea principal fue completar en desguace que había iniciado Balcedo. Luego aparecieron distintos dolorenses alquilando la radio e intentando darle nuevamente un matiz local, pero la intención a la larga no dio resultado.

Sin dudas hubo situaciones que acomplejaron aún más esos intentos de recuperación, como por ejemplo el robo que se registró de equipos de transmisión del propio edificio y que fue acompañado por controversias de carácter político. O cuando en 2002 la Radio dejó de estar en el aire consecuencia de una decisión de la justicia de Dolores, a raíz de una demanda ejecutiva por los equipos técnicos que utilizaba la emisora y que habían sido embargados.

Lo cierto es que entre 2005 y 2006 la voz de la radio se acabó para siempre, la onda que tenía asignada la radio se escuchaba en otro sitio, el edificio central de calle Rico fue vandalizado por los amigos de lo ajeno. Hoy reina el silencio, pero se mantiene vivo el recuerdo de aquella Radio de Dolores que por su contenido social y pujanza tanto significó para el desarrollo de la ciudad y la zona.

  • (1) En enero de 2018, Marcelo Balcedo, que era secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME), era detenido en Punta del Este acusado de   evasión fiscal y lavado de dinero, situación que puso de manifiesto irregularidades en el manejo del sindicato y que trajo aparejado la desaparición del medio gráfico que tenía la empresa que este dirigía.

1 Comment

  1. Recuerdo con mucha nostalgia aquella época. Recuerdo mucho a los locutores Lombera,Gelmini, Soragne entre otros. Yo iba a la primaria, a la Escuela Normal, y había un programa los domingos para chicos. El programa tenía entre otras cosas una parte de concurso de preguntas y respuestas del cual alguna vez participé. Que linda época, gracias por el recuerdo.
    Y lastima el final..

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *