En el marco de un juicio abreviado sustanciado en el Juzgado en lo Correccional n° 2 Departamental, un vecino de nuestra ciudad fue condenado por hurto y tenencia ilegal de arma de fuego.

El juicio había sido consensuado por la Fiscal Dra. Verónica Raggio y el Defensor Oficial Dr. Gustavo Estrada, siendo el mismo ratificado por el procesado en cuanto a la calificación y el estimado de la pena a imponer.

El Juez al analizar los hechos los consideró legal y plenamente probado, señalando:

Hecho I: alrededor de las 3 de la mañana del 4 de julio de 2020, al menos un sujeto adulto previo a escalar los muros de la parte trasera de un inmueble ubicado en la calle Buenos Aires al 1.000, ingresó y se apoderó de un aire acondicionado, de una conservadora que en su interior contenía dos rollos de manguera de jardín, de una aspiradora, una bomba centrifuga y tres bicicletas tipo playera.

El damnificado al efectuar la denuncia señaló haber estado descansando, y que al escuchar al perro ladrar había salido hacia el fondo de la casa alumbrando con una linterna, observando que había dos sujetos intentando desarmar una moto Gilera de su propiedad que se hallaba debajo de un alero, individuos que al advertir su presencia habían saltado el paredón y dado a la fuga. Precisó que los malvivientes habían saltado el paredón de un vecino y que finalmente habían ingresado a una vivienda de la calle Quadri.

Hecho II: en horas de la tarde de ese mismo día el individuo sospechado tenía sin autorización legal un arma de fuego calibre 32 largo marca “Ítalo”, considerada como de uso civil.

La policía durante un allanamiento practicado en la vivienda señalada por la víctima del robo, procedió al secuestro de un arma de fuego calibre 32 y tres municiones, como también el resto de los elementos sustraídos.

Por su parte en horas de la tarde-noche de ese día, una persona se hizo presente en la Guardia de la Policía local manifestando hacerse cargo de la posesión de los elementos secuestrados, por lo que luego de contactarse con la Fiscalía se dispuso su aprehensión y el de la mujer que cohabitaba con este.

En igual circunstancia y en momentos en que el damnificado reconocía los elementos incautados en la vivienda de calle Quadri como de su propiedad, reconoció a Nahuel Velázquez López como el sujeto que había ingresado a su domicilio en horas de la madrugada.

Del informe del RENAR surgió que el imputado no poseía ningún tipo de autorización estatal para ser portador o tenedor de arma de fuego.

El Magistrado en base a esos elementos de convicción consideró tener por acreditada la materialidad delictiva, como también la responsabilidad penal de imputado respecto de la misma.

Por todo ello el titular del Juzgado resolvió condenar a Nahuel Velázquez López, de 30 años de edad, empleado, nacido en Belén de Escobar y con domicilio en nuestra ciudad, como autor de los delitos de «Hurto agravado por escalamiento y tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil en concurso real entre sí«, imponiéndole “Un año de prisión y el pago del mínimo de la multa previsto para el delito de tenencia de arma de fuego sin la debida autorización legal”.

Por otra parte el Juez corrió vista a la Fiscal, para que dictamine sobre la situación procesal de la mujer que había sido aprehendida junto con el ahora condenado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *