Walter

Este delantero surgió en Parque de Deportes de Labarden de a poco se ha ganado un lugar en el fútbol profesional. Los recuerdos nos meten en el Torneo del Interior 2014 en donde jugo con Independiente de Dolores un lindo cruce y en donde le equipo llega a Semifinales.

Se coloco en inferiores de Tigre, tuvo debut pero busco su oportunidad en Atlanta y a fuerza de juego y entrega es titular clave del equipo que marcha puntero en la B Nacional.

Una muestra clara de ADN Libertenense, no podíamos esperar otra cosa de ese cruce Mazzantti- Mora, para aquellos que conocemos el fútbol que caracteriza a esas familias. Ánimos de ganar, exigirse siempre al 120% sabiendo que el fútbol te da, y a veces te quita. Eso sí, las vueltas de la vida y de la redonda es una tómbola, con una mezcla de ADN.

¿Cómo te sentís en Atlanta hoy por hoy? En donde te has ganado un lugar

-La verdad que me siento muy bien acá en el club, muy cómodo. Yo creo que me lo hicieron sentir desde el primer día que llegue acá, muy buena gente todos mis compañeros hasta el club. Si bien fue cambiando el equipo la verdad que me tocó muy buena gente en cada plantel que compartí. Me siento muy cómodo.

-Se te ve muy cómodo y en la consideración de Atlanta, como decís vos. Con más confianza. ¿Has recibido ayuda de algún profesional que te ha ayudado?

-Sí, yo creo que jugar todos los partidos me dio mucha confianza. Me dio mucho rodaje Orfila cuando llegó me hizo agarrar mucha confianza y eso es muy importante para un jugador. Sí, yo estuve trabajando con un coachin deportivo que me ayudó un montón. Al principio lo pensé y no quería, pero después fui una o dos veces a hablar y la verdad que me ayudó un montón. Hasta el día de hoy lo sigo teniendo y seguimos haciendo charlas. Es muy bueno eso.

-Estamos acostumbrados escuchar que “El Ascenso es difícil”. Lo que si está a la vista es lo apasionante que es… ¿Cómo lo vivís?

-Sí, es muy difícil esta categoría porque es casi Primera, es una categoría menos pero se juega casi al mismo ritmo. Eso esta bueno para cualquier jugador que quiera irse a jugar a Primera yo creo que va casi preparado. La verdad es que lo vivo al máximo, trato de disfrutar cada partido que se juega y mas que nada hacer bien las cosas, y tratar de dar lo mejor.

-¿De qué manera crees que afecta esta pandemia al buen nivel que venía teniendo Atlanta, peleando por esa tan ansiado ascenso a primera?

-Y yo creo que afecta en todo sentido. En la cabeza y en lo físico también, porque ahora si se llega a continuar tenemos que arrancar todo de 0. Arrancar a entrenar de 0. Pero yo creo que esas ganas de ascender no nos la va a sacar nadie, así que estamos esperando a ver que va a suceder, si se va a continuar el campeonato o que, porque se están diciendo muchos cosas. Pero bueno, estamos esperando eso…

-¿Te costó adaptarte a Buenos Aires.?

-Sí, la verdad que estamos ahí arriba. Estamos bien y el equipo esta con confianza y bueno, ojala siga todo así como esta. Sí, me costo a lo primero adaptarme a la ciudad, habiendo venido de Labardén. Es otra vida, acá es otra cosa. a verdad es que me adapte bastante rápido y ya me gusta estar acá también.

-¿Qué sentís que te llevaste del Parque de Deportes?

-Y… Yo creo que me lleve muchas cosas buenas de ahí, de Labardén. Creo que las ganas de ganar y los huevos (risas) me quedaron de ahí, porque en parque jugábamos así con esas ganas de ganar siempre de ganar y bueno, eso me ayudo mucho en el fútbol.

-Respecto a eso, ¿Cuánto Mazzantti y cuanto Mora sentís con eso?

-Creo que tengo un poco de los dos. Más en lo físico de los Mora (Risas) y un poco en la mentalidad de los Mazzantti, pero tengo un poco de los dos.

-¿Alguna vez te lo imaginaste? Parece ayer cuando te veíamos con esa armónica, eras un pibe, y tal vez inimaginable…

-La verdad que no, no me lo imaginaba. Siempre fue mi sueño poder jugar al fútbol, poder vivir de esto que es lo que me gusta. Y bueno, debute muy rápido, fue todo muy rápido. Y bueno, ahora estoy disfrutando al máximo esto que cualquier que le gusta el fútbol quiere hacer.

-¿Con quien te gustaría tirar una pared?

-Y… Acá en el fútbol Argentino me gustaría mucho tirar una pared con Carlitos (Tevez) que es un ídolo de Boca y yo también soy hincha de ese club. Y bueno, afuera en Europa, mi sueño seria tirar una pared con el N° 1, que es Messi…

Y en Labardén volver a tirar una con el Beto y tu viejo, me imagino (Risas). ¿Recordas ese jugador que jugó dos finales en un día y salió campeón dos veces?. ¿Qué recordas de ese día cuando ganaron el Piran.

-Sí, la verdad que será muy lindo tirar una pared con ellos dos que fueron los referentes que uno tuvo de chico, me ayudaron en todo, me dieron una mano y me enseñaron muchas cosas. Uff…. (Risas) que lindo, que lindo esas dos finales. me acuerdo, me acuerdo. Recuerdo que jugamos 2 finales en un día. Recuerdo que jugué para la segunda, creo jugué un tiempo y que anote 2 goles, me acuerdo ese día. Y después nos fuimos a Piran (a las 17 hs en la cancha de América) y ganamos allá también. La verdad que fue una locura. Creo que fue el partido de ida. Y el de vuelto, lo jugamos en Labardén. Creo que les metimos 6 a Pirán y ese partido fue inolvidable; fue el último partido que jugué en Labardén.

 

Para cerrar, ¿qué mensaje darías a los pibes de la Liga, que sueñan lo mismo que soñaba el Pochi?

-Decirles que no dejen de soñar y no lo dejen de entrenar que con esfuerzo, sacrificio y humildad todo se logra. Y que no bajen los brazos nunca. Mandarle un abrazo enorme a vos y a todos los del pueblo.

La verdad que era una nota para seguir conversando con el Pochi, era otra de esas nota en las que nos colgamos y conversamos de fútbol y recuerdos. Porque todos los jugadores lo tienen. Porque el fútbol es eso, es compartir y también es humildad. Los que leemos fútbol, escuchamos fútbol y por sobre todo buscamos la excusa para meter el fútbol en nuestras vidas. Aguante los pibes que sueñan y los pibes que lo intentan. Aquellos que lloran de bronca e impotencia. Aguante los chicos yendo a la cancha a ver a sus ídolos. El capitán y su arenga. El fútbol y los papelitos. Y por sobre todo, aguante los que nunca dejan de intentarlo pese las lesiones y los golpes que da la vida. Fuente. Equipo de Redacción Informa.

Deja un comentario