He leído con asombro en este mismo diario la noticia sobre una vaca mutilada en el canal 9, en cercanías del ahora cerrado basurero municipal. Este tipo de hechos sucede desde hace mucho en todas partes, y ahora que se trata de un caso vernáculo, conviene volver a preguntarnos: ¿qué provoca esta laceración fatal en los animales? Permítanme creer que se trata de presencia alienígena.

Hay muchas explicaciones, todas difusas. La principal hipótesis científica habla de una posible bacteria que consume los tejidos en una zona determinada del animal mutilado, dejando “el hueso limpio”. Pero aún siendo real no corresponde con estos casos en los que la vaca o novillo aparece recientemente muerto, con el resto del cuerpo intacto.

Otra causa atribuible es la fauna que se alimenta de animales muertos, como las aves de carroña y zorros. De acuerdo a una investigación del SENASA hecha en Santa Fe, el ratón hocicudo rojizo es el gran culpable, que se aprovecha de las vacas que mueren a causa de neumonía, “mancha” u otras enfermedades. Pero la pregunta es: ¿por qué un animal salvaje habría de comer con tanta prolijidad, sólo una pequeña y exacta parte de un cuerpo entero a disposición?

Por otro lado la creencia popular atribuye estos hechos al mencionado “Chupacabras”, un mito que nació en Puerto Rico en la década del 90’ y se expandió por el mundo. Se trata de una especie de pequeño reptil o animal desconocido que ataca animales de diferentes especies en zonas rurales. Pero, aun existiendo algún depredador salvaje de este tipo, tampoco corresponde con lo que ha sucedido en Dolores, ya que la vaca no presenta lesiones en ninguna parte de su cuerpo ni ha sido su sangre succionada. De otro modo el testigo mencionado en la nota lo hubiera verificado y explicado.

Entonces permítanme sugerir una explicación que la ufología mundial da por hecho: tecnología extraterrestre. ¿Cómo explicamos sino estas disecciones en zonas detalladas, realizadas con tal precisión que se requeriría del uso del láser? ¿Qué tipo de tecnología extraterrestre se está usando y, en definitiva, quiénes son?

El hecho es que los inocentes mamíferos aparecen muertos de un día para el otro, sin lengua ni ojos ni carne en su mandíbula, y hasta hoy nadie ha logrado explicarlo. Soy cristiano y en Dios deposito mi fe, pero eso no quita que tal vez haya otro tipo de vida en el universo y, de alguna manera, bajen a la Tierra a llevarse muestras de tejido blando para algún fin desconocido. Si así fuera, deseo que recapaciten sobre su accionar, ya que habría que explicarles el delito que significa y el pesar que le provoca a los dueños/as de los animales asesinados. Quien dice que, algún día, tengamos a quien culpar y hablemos de “cuatrerismo galáctico”.

Cristóbal Gamarra

Noticias Relacionadas

3 Comments

  1. Conmovedor Gamarra, una vez más.

  2. Excelente! Por fin alguien habla de estos casos. Ocurre en todos lados. La próxima que avisen al menos así aprovechamos el costillar y hacemos un terrible asado con cuero

  3. Muy buena nota felicitaciones!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *