Ayer a la madrugada, se produjo un conflicto familiar en una vivienda ubicada sobre calle Callao.

Un llamado al 911 alertó sobre esta situación y llegó al lugar un móvil de la Policía Local, constatando que un hombre, tras haber protagonizado una pelea con familiares, se encontraba muy agresivo.

Ante la intervención del personal policial el hombre respondió con golpes y patadas.

Por el hecho fue aprehendido y trasladado a la Comisaría bajo los cargos de “Resistencia a la Autoridad”, dando intervención a la Fiscalía de Turno.

Deja un comentario