Revista Gente

Una nueva pericia toxicológica detectó que el cantante de cumbia Rubén Darío “El Pepo” Castiñeiras había consumido alcohol cuando volcó mientras conducía una camioneta el pasado 20 de julio y provocó la muerte de dos personas, aunque la graduación hallada está dentro de los parámetros permitidos para conducir.

Si bien en un principio Walter Cormace, abogado del cantante, había asegurado a Télam que la nueva pericia ordenada por la fiscal dio positivo pero sin determinar el gramaje, posteriormente precisó que “el examen con exactitud dio 0,491 alcohol en sangre, que esta dentro de lo permitido por ley que es 0,50″.

Detalló que la nueva pericia se hizo en los laboratorios de la Procuración en la localidad bonaerense de Munro y los resultados fueron girados a la fiscalía penal de Dolores que investiga el hecho.

En cuanto a las pericias accidentológicas, en cuya primera parte se analizó la planimetría del lugar del accidente, finalizaron sin mayores novedades en la Asesoría Pericial de La Plata, y tendrá su conclusión el martes 20 de agosto.

Según trascendió, no se logró establecer la velocidad con que circulaba Pepo cuando tuvo el accidente. Para la defensa, la camioneta circulaba a 80 kilómetros por hora (así marca el tacómetro), cuando la permitida en esa zona de la autopista era de 110. La fiscal Verónica Raggio –titular de la UFI 1 de Dolores–, en cambio, cree que la velocidad era superior.

En tanto que Miguel Angel Pierri, el abogado de Pepo señaló: “Creemos que la fiscal solicitará la prisión preventiva y vamos a ver qué hace el juez Christian Gasquet. Si eso sucediera, nosotros ya iniciamos un incidente de morigeración. Para nosotros, Pepo sufre un injusto proceso de estigmatización, en el que no descarto observar la conducta de la fiscalía”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *