Ayer quedó en claro una vez más la frágil resistencia de Dolores ante la menos caída de lluvia.

Martín Campos y Alvear, Ameghino y Carmona, son algunas de las calles y sectores que pueden apreciarse en las fotos, y que dan cuenta de los gravísimos problemas estructurales que tiene nuestra ciudad, problemas que emergen ante una lluvia más o menos intensa.

M. Campos y Alvera

Ayer se desató un chaparrón fuerte a media tarde que dejó más de 30 mm. de lluvia, pero de ninguna manera justifica la inundación de sectores enteros de algunos barrios.

La falta de mantenimiento y pésima terminación de pavimento en algunas calles, la ausencia de una cuadrilla municipal que verdaderamente trabaje todo el año en dicho mantenimiento, los desagües que continúan semitapados… y los vecinos que sufren las consecuencias.

Por otra parte, es bueno recordar que hace más de 10 años se le reclama al gobierno municipal la creación de Gestión de Riesgo, lo que antes se conocía como Defensa Civil, pedido al que el ejecutivo municipal hizo siempre oídos sordos. En situaciones como esta, disponer de un área de este tipo solucionaría rápidamente muchos de los inconvenientes que aquejan a los afectados.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *