tribunales

En un choque contra un auto registrado en una esquina de la Plaza Castelli con semáforo. Ni los testigos ni la filmación pudieron determinar quién tenía prioridad de paso.

 

 

En el marco de un juicio realizado en el Juzgado Correccional nº 1 Departamental un joven vecino fue sobreseído en la causa que se le seguía por “lesiones graves”, sufridas por la mujer que lo acompañaba cuando la moto que conducía colisionó con un auto.

Según puntualizó la Juez Dra. María Eva Merlo en el veredicto, alrededor de las 17 horas del 15 de noviembre de 2015, en circunstancias que por calle Belgrano con sentido hacia el Este circulaba una moto Gilera de 150 cc. conducida por un vecino mayor de edad y llevando como acompañante a su pareja, al llegar a la mitad de intersección con Crámer –esquina con semáforos- el rodado fue embestido por un automóvil Chevrolet Corsa que circulaba por esta última arteria rumbo al Norte, sufriendo a consecuencia de ello lesiones graves la mujer.

Según surge del acta policial el auto detuvo su marcha frente a la puerta de la Escuela Normal, mientras que los dos jóvenes que circulaban en la moto terminaron caídos sobre la vereda de calle Belgrano del mismo Establecimiento educacional, siendo identificados los conductores como Lucas Aguirre de 23 años del Corsa y Claudio Vallarino de 18 del rodado menor.

Del suceso hubo tres testigos, dos de ellos estaban sentados en un banco de la Plaza, quienes dijeron haber visto la colisión, por donde circulaban los rodados involucrados, pero sin poder aportar datos sobre responsabilidades.

La tercera persona, una mujer, en su primer testimonio manifestó que la moto había “pasado con el semáforo en rojo”, sin embargo luego en la Fiscalía dijo que en ningún momento había visto el semáforo, por lo cual la Juez concluyó que lo primeramente afirmado había sido una suposición, no un dato que hubiera percibido por acción de sus sentidos.

El control de alcohol en sangre de ambos conductores dio negativo, llegando el conductor de la moto a juicio imputado de “lesiones culposas” por su responsabilidad en el accidente. Sin embargo la Dra. Merlo a partir de la prueba consideró que la culpabilidad del acusado presentaba serias dudas, ya que la conducta penal endilgada no se ajustaba a las circunstancias de la colisión como tampoco la calificación sostenida por el Fiscal.

Al respecto puntualizó, que la colisión se había producido en un lugar semaforizado, por lo cual la prioridad de paso la establece el semáforo que habilita, no pudiéndose probar con la pericia accidentológica cuál de los dos conductores estaba habilitado para cruzar, señalando que en la filmación obtenida de la cámara de seguridad solo se advertía cuando ambos vehículos se aproximaron al cruce sin detener ninguno su marcha, pero no quien estaba habilitado con la luz verde.

Por ello la Juez María Eva Merlo resolvió sobreseer a Vallarino, en razón de no haber probado el Fiscal la materialidad del delito imputado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *