Cuida tu Voto I

Programa “Cuida tu voto”, de la Fundación Americana para la Educación

 

El Lic. Sergio Duria, Referente Territorial de la Secretaría de Niñez Adolescencia y Familia, nos explica en esta nota la experiencia, el sentido y el fin de este trabajo al que se suma la Cámara Nacional Electoral y que se canaliza a través del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. 

¿De qué tratan estos Programas y cómo se desarrollan?

Estoy trabajando en esto desde hace cinco años como Referente Territorial de la Secretaría de Niñez Adolescencia y Familia, con la Fundación Americana para la Educación, que tiene diferentes programas. Se trabaja con escuelas primarias hace años con el Programa “Chau indiferencia”, que tiene que ver con el abordaje de la Constitución Nacional a través de libros de cuentos infantiles. La idea es darles una consigna de trabajo a los equipos de las escuelas, las escuelas se movilizan una semana tratando el tema, proponen diferentes tipos de actividades, y confluye todo en una reunión donde los chicos interactúan entre sí. Y fundamentalmente tienen un espacio para que su producción sea vista, valorada, reconocida. Que se pueda expresar y oír la voz del niño, uno de los principales Derechos que promueve la nueva Ley 26061 que es el Derecho del Niño a ser oído, los chicos tienen mucho para decir. Hay un sistema educativo que trabaja silenciosa y cotidianamente, en forma esforzada a veces no del todo valorada, pero lo hace.

 

¿Cómo se llega a “Cuidá tu voto”?

El producto de este trabajo fue visualizado por la Cámara Nacional Electoral, el Poder Judicial de la Nación, y viendo que teníamos este trabajo territorial nos ofrecieron bajar otro Programa también de de FUNDAEDU denominado “Cuidá tu voto”. Es trabajar con los adolescentes en las escuelas secundarias la importancia del derecho a votar pero sobre todo, no solo el conocimiento de que los jóvenes a partir de los 16 años pueden votar, sino también la conciencia y la responsabilidad que significan meditar, pensar y elegir un voto. En la medida en lo que eso representa.

 

¿En que establecimientos estuvieron ayer trabajando?

Por la mañana en la Escuela Media de Castelli, vinimos a mediodía al Colegio Nacional de Dolores, donde también llegaron chicos de la Escuela Técnica, regresamos al Turno Tarde de Castelli para un Taller Integrado para adultos mayores, con necesidades especiales motrices que muchas veces no saben o desconocen su derecho, su accesibilidad a la posibilidad de votar. Se trata de construir y fortalecer ciudadanía, darle sentido y responsabilidad al acto de votar, y generar conciencia y compromiso de que un voto es igual al de cualquier otro, y aunque pareciera que no define demasiado, la suma de los votos define las voluntades y posibilidades.

 

¿Cómo influye el tiempo eleccionario?

Estamos en un tiempo especial, a punto de renovar autoridades. Es importante poder pensar y tener un fundamento. Si hiciéramos una encuesta posiblemente muchos nos contestarían a quién votarían, pero al preguntarles por qué lo hubieran elegido, los argumentos se vacían de contenido. Es un dato que preocupa, sobre todo en las generaciones más jóvenes, y en todas en general. El ciudadano debe elegir pero tener contenido y conocimiento de las propuestas que sus candidatos hacen, de la trayectoria de los mismos. Tan cierto es que el candidato va a proponer y comprometerse públicamente, como lo será en la medida en que la ciudadanía pueda comprometerse con su derecho de participación y su necesidad de conocer, cual es la propuesta y el compromiso que se asume. No debería ser todo esto reducido lamentablemente a un slogan, a una frase marketinera, sino algo consistente, un argumento para que la ciudadanía pueda entenderlo. No se puede elegir lo que no se conoce, y tampoco se lo puede apreciar. De esa manera los chicos lo entendieron.

 

¿Costó?

Costó, por supuesto, en el ámbito de la escuela donde quizás no están acostumbrados a este ámbito de participación. Pero es un esfuerzo que tiene sentido. Se han hecho análisis de porcentajes de la población juvenil hasta 21 años, advirtiéndose que solo votó alrededor de un 35 % del padrón electoral, ¿qué pasa con los jóvenes que no asisten a votar? ¿qué pasa con los adultos que no incentivamos la posibilidad de voto en nuestros chicos? ¿qué pasa que esta indiferencia los incluye en el acto eleccionario? Datos a tener en cuenta. No importa tanto a quien elijan, sino que usen su derecho a elegir y sean parte de un proceso donde se renuevan nada más ni nada menos que las autoridades que van a regir su presente y su futuro.

 

¿Esto sería el objetivo?

Sobre eso estamos trabajando, esa fue la consigna de trabajo. Agradecemos fundamentalmente a la Fundación Sudamericana para la Educación que aporta el material para poder solventarlo; a la Cámara Nacional Electoral que tiene un Equipo de Capacitación que recorrer el país con esta iniciativa. Y territorialmente desde el Ministerio y la Secretaría intentamos hacer efectivo esos derechos de niños y adolescentes. Sobre todos responsabilizarlos, porque es cierto que hay que proteger y cuidar sus Derechos, pero hay que promover y cuidar su responsabilidad. En este ejercicio de la libertad los chicos aprenden y comparten que ser libres incluye ser responsables y a esa responsabilidad apostamos. Creo en la personal que esa responsabilidad de conciencia a la hora de elegir debiera estar presente en todos los ciudadanos.

Deja un comentario