El pasado sábado, vísperas de la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, y en el marco de la celebración diocesana de la Jornada Mundial de la Juventud, los jóvenes de la Diócesis de Chascomús tuvieron su encuentro en el hermoso Calvario de la ciudad de Castelli a la vera de la laguna La Rosita, bajo el lema: “Levántate, te hago testigo de lo que has visto” (Hch. 26,16).

Los jóvenes, provenientes de comunidades parroquiales y educativas, compartieron momentos de animación, escucha y catequesis, divididos en pequeñas fraternidades. La catequesis se refirió al camino de San Pablo y la misión evangelizadora.

Asimismo recibieron el testimonio de dos jóvenes que vienen participando del Sistema Integral de Nueva Evangelización (SINE), que es la opción pastoral señalada hace tiempo por el obispo para el «caminar juntos» de la Diócesis como Iglesia en salida.

El momento central se vivió en horas de la tarde con la Adoración Eucarística. Allí los jóvenes pudieron realizar un gesto y dejar a los pies de Jesús sacramentado todo lo vivido y trabajado durante el día. También tuvieron ocasión de celebrar el sacramento de la reconciliación con los sacerdotes presentes.

La Misa de clausura estuvo presidida por Monseñor Carlos H. Malfa, Obispo de Chascomús, quien animó y acompañó permanentemente en la realización de dicho evento.

En su homilía, Monseñor Malfa destacó “la alegría y la gratitud a Dios por el reencuentro, porque la presencialidad es esencial para la vivencia comunitaria de la fe”. Y refiriéndose a la Solemnidad celebrada, invitó a los presentes a rezar en torno a tres acciones: «Encontrar a Jesús», «Seguir a Jesús», y «Vivir como Jesús vivió», poniendo en práctica su enseñanza y ejemplo en la construcción del bien común y el cuidado de la vida.

Al finalizar, con la bendición y la foto grupal, se anunció para el mes de febrero el próximo encuentro que consistirá en un Campamento Juvenil.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *