En una demanda iniciada contra la Municipalidad por un ex empleado, el Juzgado Contencioso Administrativo de Dolores resolvió recientemente rechazar una medida cautelar requerida con el fin de anticipar la efectividad de la acción antes que se resuelva la cuestión de fondo.

Según la resolución judicial la demanda procura la anulación del Decreto municipal que dispuso el cese de la relación laboral, el cobro de los salarios caídos desde esa fecha como también los descuentos que se le habían efectuado por días de inasistencia al trabajo.

Y en el marco de esa acción solicitaba al Juzgado que se dictara una medida cautelar, a trasvés de la cual se dispusiera “la inmediata suspensión de los efectos del decreto…”   y le permitiera reintegrarse al trabajo y percibir el salario correspondiente.

En la fundamentación de la demanda se hace mención a un problema de salud que lo había afectado estando en una localidad vecina, haber presentado las certificaciones médicas correspondientes, señalando que pese a ello había recibido una notificación en la que se lo intimaba a justificar las inasistencias y a reintegrarse a cumplir con sus tareas habituales, bajo apercibimiento de decretarse su cesantía por encontrarse incurso en abandono de cargo.

Indicó el demandante haber recibido posteriormente una nueva cédula, en la que se lo notificaba del Decreto que había dispuesto su cese como agente municipal con causa justificada por haber incurrido en abandono del cargo.

El Juez Dr. Antonio Escobar al resolver la medida cautelar y sin adelantar opinión sobre la cuestión de fondo, señaló que prima facie no se apreciaba en el acto cuestionado –el dictado del Decreto- la presencia de vicios ostensibles, manifiestos, notorios, que permitieran tener una presunción de ilegalidad como para conceder favorable acogida a lo solicitado. Asimismo indicó, que en esta etapa primaria del litigio no existía prueba documental sobre la aludida situación de salud, como tampoco constancias que hubiera presentado las certificaciones correspondientes o que su recepción le hubiera sido negada.

Por ello el titular del Juzgado Contencioso Administrativo de Dolores resolvió rechazar la cautelar requerida por el ex empleado municipal, “habida cuenta que no se hallan acreditados en autos los requisitos esenciales que hacen a su viabilidad”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *