carta lectores-24-10-2014

La elección de los dolorenses

 

por Sebastián Cretón

 

En 2017 Dolores eligió nuevamente a “Cambiemos” de forma contundente. Hace más de tres años que estamos alineados. ¿Qué beneficios trajo esta “Gran oportunidad” que Etchevarren promocionó a los trabajadores, jubilados, el campo, el comercio, la juventud, la infancia?¿Fue capaz la gestión municipal de conseguir más que otros municipios por “estar alineada”?

 

 

El Presidente de la Cámara de Industria y Comercio contó que cierran entre uno y dos comercios por día en Dolores; que abren otros tantos pero duran tres o cuatro meses porque la crisis les consume el capital. Solo este dato, en una ciudad donde el comercio representa más del 25% de la economía, es catastrófico.

Los trabajadores experimentan una brutal pérdida de su poder adquisitivo y se empeñan sin remedio para subsistir. Los jubilados están peor, y el FMI exige al gobierno darle otro golpe al universo previsional. Los desocupados son legión. Dolores adhirió al Pacto Fiscal que propuso la Gobernadora Vidal, y eso conlleva dejar sin trabajo a muchos estatales. La presión tributaria a los privados no tiene antecedente (y de yapa por decreto el Presidente les obligó a otorgar un bono de 5 mil pesos mientras que como Estado el gobierno no hizo lo mismo con sus trabajadores). Este año pinta peor que los precedentes, con todo lo que ello implica.

En Dolores Etchevarren aseguró que estar alineados con la provincia y la nación traería beneficios de todo tipo. “La gran oportunidad” fue el slogan del cartel donde posa junto a la Gobernadora Vidal y que todavía puede verse en el local partidario de Olavarría y Rivadavia.

Hasta el momento los beneficios han sido únicamente para él, su “equipo” de trabajo y amigos. Los mismos valores negativos en todos los rubros que se dan en el país, se replican en nuestra ciudad. Y un repaso de los últimos años deja evidente la pobrísima tarea de las áreas en general.

El caso de Feliciano Salinas, un indigente al que la gestión de Camilo Etchevarren le destruyó la casa para apoderarse del terreno y construir viviendas, es el indicador que la sociedad debe comprender. Salinas acabó muerto debajo de un camión (jamás sabremos por qué). El gobierno municipal, con un Plan de Viviendas a construir en la mano eligió arrebatarle por la fuerza su tierra. El resultado: un conciudadano muerto y Dolores sin viviendas.

Tanto la iluminación LED como cuadras de asfalto fueron políticas provinciales y nacionales que llegaron a todos los municipios. Lo mismo las viviendas. Localidades vecinas recibieron estas mismas cosas del estado nacional o provincial; de ninguna manera fueron gestiones dolorenses.

La “gran obra” de alineamiento fueron cien metros peatonal que, conceptos paisajísticos aparte, no le cambian en nada la vida al comerciante que debe cerrar, al jubilado o laburante que se empeña hasta la quiebra, al desocupado o al joven que quiere estudiar y trabajar y no puede.

Habiendo sido el primer Intendente que recibió a Macri antes de ser Presidente, es muy poco lo que ha conseguido Camilo Etchevarren, o lo que le han dado. Quizás no esté tan bien considerado como dice. Castelli, con un gobierno opositor a Cambiemos, ha logrado muchas más cosas de provincia y nación que Dolores. Toda una definición de categoría de gobierno. Mientras Etchevarren maquilla una realidad que jamás pudo ni le interesó resolver con fiestas y carnavales, a menos de 30 km. Castelli se da el lujo de tener sus fiestas y carnavales habiendo avanzado enormemente con obras públicas que sí le cambiaron para bien la vida a los vecinos.

Otra cuestión interesante: ¿qué le aportaron a Dolores y la región los funcionarios de Etchevarren que ocupan jefaturas como ANSES, PAMI, IPS, Ministerio de Desarrollo Social, etc.? Ante la crisis, ¿han dado respuestas permanentes, como corresponde, o se ocultan? Sus sueldos en algunos casos se duplicaron y triplicaron respecto a lo que cobraban los funcionarios anteriores. ¿Funcionan mejor estas dependencias hoy, es mejor el servicio?

“La gran oportunidad” demostró ser una decepción tremenda para gran parte de los dolorenses que la votaron. Las PYMES están en bancarrota, el comercio se desploma, al igual que la construcción y el resto de la actividad pública y privada. ¿Cuál es la política del Intendente de Dolores para enfrentar la crisis? Ninguna. Excepto aumentarles las tasas a los castigados dolorenses, todos los años. Y todos los años aumentarse él y sus funcionarios el sueldo, que hoy es indignante, obsceno.

“La gran oportunidad” solo fue eso, un slogan de campaña como “Ciudad verde”, “El mejor lugar para vivir”, “Juntos seguimos construyendo futuro”. Maquillaje de una realidad bien diferente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *