DSC_0010tapa

Lo dijo ayer en el momento en que era bajado en la Oficina Pericial de Dolores, donde continuaron las pericias psiquiátricas y psicológicas ordenadas por el Juzgado de Garantías.

 

Continuaron ayer las pericias psiquiátricas y psicológicas a las que es sometidos el cantante Rubén “El Pepo” Castiñeiras, ordenadas por el Juez de Garantías Dr. Mariano Caseaux con el fin de resolver un pedido de prisión domiciliaria formulado por su defensa.

Castiñeiras está imputado de “doble homicidio y lesiones culposas”, en el marco de la investigación por el accidente ocurrido en la Ruta 63 en julio pasado y donde fallecieran dos de sus acompañantes y una tercera sufriera lesiones graves.

En su oportunidad el Dr. Miguel Angel Pierri, su Defensor particular, había solicitado la prisión domiciliaria de su defendido alegando problemas psicológicos y la necesidad de que tuviera contención familiar, solicitud que no pudo ser resuelta precisamente por no existir un dictamen legal que la avalara.

Ayer precisamente se concretó la tercera audiencia para evaluar el estado psiquiátrico y psicológico del cantante de cumbias, oportunidad donde se encontraban presentes además del procesado y los peritos oficiales, el psiquiatra y la psicóloga que representan a la defensa, también el psiquiatra de la querella.

A su llegada a la sede judicial “El Pepo” Castiñeiras fue bajado del móvil del S.P.B. en silla de ruedas, a consecuencia de la fractura que presenta en su pierna derecha, producto del accidente que sufriera jugando al fútbol en su lugar de detención.

A su ingreso Castiñeiras esbozó algunas respuestas, particularmente sobre los dichos de la familia de los fallecidos sobre que estas están guionadas. Dijo: “nunca me guionaron nada, estoy en un momento de dolor y padecimiento, comprendo el de ellos pero también existe el mío. Las cosas que tengo que decir me salen del corazón”. Y agregó, “nosotros, con mi defensa, estamos a disposición de la justicia desde el primer momento. Siento un dolor verdadero, no estoy pasando por un momento lindo de mi vida”.

Consultado si se había comunicado él o su entorno con familiares de las víctimas, señaló: “hay que respetar el momento que está pasando la familia. Ojalá pudiera en algún momento hablar personalmente con ellos, no me parece que corresponde hacerlo por una comunicación telefónica. Siempre me manejé de manera frontal en toda mi vida, siempre me hice cargo de las cosas malas que me pasaron, de la enfermedad que padezco. También me voy hacer cargo de lo que tenga que hacerme cargo adelante de la familia, ojalá en algún momento les pueda dar un abrazo a todos los familiares de ellos (los fallecidos)”, resaltando que éstos no eran empleados sino que eran amigos.

En el día de ayer, entre los Profesionales se realizó un Coloquio, y se estima que el próximo miércoles este listo el Dictamen sobre las pericias psiquiátricas y psicológicas. Con ello el Dr. Mariano Cazeaux ya estará en condiciones de resolver si le da la prisión domiciliaria o no.

 

Deja un comentario