Compromiso

Google



14:22 18-06 Correo:

Día del Libro

Enviar Compartir Aumentar tamaño Reducir tamaño

 

En este tiempo signado por el ruido, la interferencia y la interrupción, pensar en el libro es francamente liberador.


 

Solo hay que elegirlo, tomarlo, abrirlo e iniciar la fuga. Y cuando enumero estas acciones, recuerdo al personaje de El libro, cuento de Misteriosa Buenos Aires de Manuel MUJICA LÁINEZ. Lope, el escribiente, registra la mercadería que ha recibido su patrón, el pulpero, por contrabando y sueña con ser escritor. Es él quien aprecia al libro que nadie sabe cómo ha llegado en una de las cajas (Nada más y nada menos que la primera parte de El Quijote.) y se apura a llevárselo a su habitación, al finalizar la jornada. En la quietud de la noche, ríe con las aventuras del caballero y se va de la pulpería, de la Buenos Aires del siglo XVII y hasta de la hija del pulpero que lo requiere de amor.

Es que el vínculo con el libro es un viaje de iniciación. Al volver, concluido el acto lector, ya no somos los mismos. Ese tránsito nos acerca a la luz, nos ayuda a la introspección, nos da sentido, nos dispara interrogantes, dudas, nos provoca, nos proporciona abrigo y compañía, nos hace sentir vivos y humanos...

Mi padre era lector de diario y de novelas de suspenso que guardaba en su mesa de luz. Algunas veces me invitó a leerle alguna crónica deportiva y durante los primeros años de mi etapa escolar, los martes salíamos de paseo; el programa incluía plaza y librería. En la librería, me esperaba un ejemplar de cuentos de la Editorial Sigmar (Motita, el corderito tímido; Chipío, el gorrioncito peleador; Tapita, la patita soñadora...) Cuando iba a cuarto grado, la maestra, la señorita Lita, puso en mis manos, en préstamo de la biblioteca del aula, Platero y yo, de Juan Ramón JIMÉNEZ, la edición de Losada (texto e ilustración), poética obra con la que me fasciné entonces y cuyo embeleso ratifiqué luego en la juventud y en la adultez.

Estoy convencida de que nos topamos con maestros no solo en las aulas. Hablo de maestros de vida. Son los que muestran: un camino, un objeto, una conducta...

A los que me hicieron visible el objeto libro y sus bondades, mi gratitud.

 

Teresita SAINT ESTEBEN de FARAMIÑÁN

Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar


Moneda
Compra
Venta
DólarDólar
EuroEuro
RealReal
  1. Estafa con tarjetas telefónicas en mensaje de texto
  2. Para la Dra. Claudia Rossi “la gente ha tomado más conciencia al salir a la ruta”
  3. El delito de falsedad ideológica
  4. Guardiacárcel fue detenido imputado de abuso sexual
  5. Formuló denuncia penal una joven afectada por difusión de un video sexual en Internet que la involucra
  • Centro de Actividades Naúticas Dolores

  • Iglesia Central, Nuestra Señora de los Dolores

  • Parque Libres del Sur

  • Interior Teatro Municipal Unione

  • Colegio Nacional Dolores E.E.M. Nº 3

  • Banco de la Provincia de Buenos Aires

  • Rally Federal en Dolores

  • Glorieta de la Plaza Moreno

  • Pirámide ubicada en la Plaza Castelli

 





 

Universidad Atlántida Argentina