Compromiso

Google



18:30 24-11 El economista y ex Presidente del Banco Central estuvo en Dolores. Con él charlamos sobre distintos aspectos de nuestra economía, como por ejemplo valor del dólar, devaluación, fuga de capitales, etc., y también por que entiende que Sergio Massa debe

Aldo Pignanelli: “La gente se refugia en el dólar no para ganar sino para dejar de perder”

Enviar Compartir Aumentar tamaño Reducir tamaño

El economista Aldo Pignanelli, ex Presidente del Banco Central y actual integrante del equipo económico de Sergio Massa, estuvo en Dolores, y con él charlamos sobre distintos aspectos de la economía y que perspectivas veía desde su óptica.


Le preguntábamos si existían diferencias entre el manejo de la economía nacional y provincial, Pignanelli decía: “Dado el volumen que representa el volumen de la economía provincial, va muy atada a la suerte de la nacional. Pero hay una gran diferencia, la Nación emite su propia moneda, la Provincia no. Y este es un gobierno que ha hecho de la emisión monetaria su principal motivo de gerenciamiento de su plan económico. Esto castiga a las provincias. Y la de Buenos Aires sigue siendo castigada sub.-administrada, con un Gobernador que hace lo que le dice el Gobierno Nacional y no da ninguna discusión. Y eso se nota cuando uno va por las rutas, la falta de mantenimiento, de obras nuevas, la inseguridad, la educación, la salud. Estamos en una situación muy complicada. Es imposible separar la economía nacional de la provincia.

 

- ¿Cree que debería haber mayor devaluación?

Sin dudas. Un dólar oficial a $ 8,50 no es competitivo para ninguna actividad. Fundamentalmente para las economías regionales, para el productor del campo, para las industrias pequeñas y medianas. Es un dólar muy retrasado. Pero el gobierno ha creado su propia trampa en economía: si devalúa va a los precios, y si va al precio no hay devaluación real, que fue lo que sucedió en enero cuando el gobierno decidió ajustar el tipo de cambio, llevándolo de $ 6 a $ 8, y prácticamente se lo comió la inflación en poco tiempo. Vamos para una inflación del 40 % este año. Es la segunda a nivel mundial después de Venezuela. El gobierno tiene grandes desequilibrios en su economía, gasta más de lo que recauda; a pesar de la presión fiscal que hay no ingresan dólares ni por inversión ni por crédito. La gente trata de salir lo antes posible del peso. Cualquier devaluación que se haga en esta situación de la economía, va a terminar yendo a precios y esa es una devaluación no competitiva, que no es conveniente.

 

- ¿Los argentinos especulan volcándose al dólar ante la inseguridad económica?

Muchas veces se dice que la cultura del argentino es refugiarse en el dólar. Tengamos en cuenta que es una moneda de referencia. La gente se refugia en el dólar no para ganar sino para dejar de perder, resguardar el valor de su moneda. En otros países latinoamericanos, en crisis como la que está hoy en Argentina, sucede igual. En países más desarrollados como Japón, y en Europa o EEUU, las corridas son al oro. En Latinoamérica el oro no tiene un mercado tan transparente, entonces lo común es irse al dólar. Pero dándole estabilidad al peso con una tasa de interés que reditúe, como corresponde con cualquier moneda, la gente no va al dólar, se va a quedar en pesos, como sucedió con una etapa de este gobierno, hasta 2007.

 

- ¿Cuántas etapas tiene el gobierno kirchnerista en su opinión?

Claramente tres. En 2003 cuando recibió un país bastante ordenado. Yo era Presidente del Banco Central y Lavagna siguió como Ministro de Economía unos años más. Era un país que crecía al 6 %, había una inflación anual del 4 %, ingresaban dólares, que había quedado casi a 4 % cuando yo me retiré del Banco, ya valía $ 2,80. Entre 2003/2007 fue una etapa muy productiva para la Argentina, con superávit fiscal y una gran balanza comercial, mucha inversión en dólares, la gente ante la devaluación del dólar ahorraba en pesos, la inflación promedio pasó del 4 % al 10 o 12 % anual. La etapa que siguió fue la asunción de Cristina Kirchner. Peirano, que había reemplazado a Lavagna, que no quiso seguir de Ministro de Economía porque no aceptaba a Moreno como Secretario de Comercio. Llegó la intervención al INDEC, a mentir con la inflación, la inflación se duplicó y se fue hasta el 25 %. Si bien nos tocó un ciclo de alto valor de la soja, vino el conflicto con la 125, siendo Martín Loustau Ministro de Economía, la crisis con el campo. Y comentó una etapa de confrontación con el único sector en la Argentina que produce dólares, que es el campo. El 2009 fue malo, igual que la economía mundial, con una fuerte fuga de capitales, retraso del dólar. Y después llegó un último período que comenzó cuando Cristina sacó el 54 % de los votos en 2011 y que hoy continúa. Esperábamos la sintonía fina, una etapa de acomodamiento más normal. Pero a los pocos días el gobierno aplicó en un error de estrategia, el cepo cambiario. Tratando de impedir la fuga de capitales la profundizó. Ya no estaba Redrado en el Banco Central, estaba Marcó del Pont que empezó a rifar las reservas.

 

- ¿Cómo se puede impedir la fuga de capitales?

La única medida es tener estabilidad. Que te crean, tomar políticas macroeconómicas, no hay otra salida. Buscando problemas donde no los hay y generando persecuciones como hace hoy el gobierno, siempre culpando a un tercero, no. No solo para que no haya fuga de capitales necesitamos estabilidad, sino para que ingresen capitales extranjeros y de los argentinos que se los llevaron y esperan oportunidad para traerlo e invertirlo.

 

- ¿Hay capitales argentinos importantes en el exterior?

Sí, claro. Y son los primeros que vamos a salir a buscar. Fundamentalmente en el sector agroindustrial, energético, mineral, agroalimentos, tecnología. En muchos rubros de la economía hay inversores, pero no invierten por problemas de orden económico y político con el gobierno. No hay crédito. La palabra crédito viene de creer.

 

- ¿Cómo definiría en términos económicos los acuerdos con China y Rusia?

No tienen gran importancia en el corto plazo. Ambos son grandes países, China es una gran potencia y se perfila como gran competidor de EEUU. Los acuerdos son bilaterales, de un país a otro. Y si no se modifican algunas cosas, perjudican a nuestro país, porque China quiere comprar solo el poroto de soja, y nosotros necesitamos aceite de soja, harina de soja, alimentos elaborados, con valor agregado. Si no, vamos a la primarización total de la economía.

 

- ¿Un problema histórico argentino, no pasar de la economía primaria?

 Si, pero si se hacen bien las cosas, uno se fortalece sin necesidad de financiación espúrea de China o Rusia como en este caso, uno se puede plantar donde corresponde y buscar acuerdos bilaterales con otras áreas de la geografía mundial. América Latina está haciendo un gran acuerdo con el ALCA, que es la Asociación de Libre Comercio de Canadá, EEUU, México y Centroamérica. Lamentablemente no se está haciendo vía Mercosur, sino individualmente país por país. Creo que ahí hay que hacer una política más profunda de ir a acuerdos bilaterales con los centros geográficos mundiales desde el Mercosur.

 

- ¿Eso no perjudicaría a la economía interna?

Al contrario, nos permitiría competir. Con una buena política macroeconómica y buenos ingresos de capitales en América Latina, Argentina es el país con más posibilidades.

 

- ¿Dónde estamos parados frente al problema con los fondos buitres?

El gobierno lo complicó por impericia. Es un tema que se tendría que haber resuelto mucho antes; había que buscar una solución que estaba al alcance de la mano. El gobierno se equivocó, creyó que con este discurso “Patria o buitres” iba a tener un gran apoyo popular. Obviamente en un primer momento lo tuvo, porque a cualquier argentino que pregunten, ¿qué va a decir?, Pero cuando te informás y ves que eso perjudica al desarrollo económico y social del país, empezás a pedir que busquen una solución. No hay otra manera que no sea solucionando este problema, buscando la mejor solución para el país. Hay que buscar una fuerte quita, pagar en plazos. Pero para eso, hay que cambiar el gobierno. Porque el acuerdo que el gobierno dice que va a encarar en enero va a ser muy costoso para Argentina, como nos costó lo del Club de París y lo de Repsol, cosas que terminarán pagando las generaciones futuras. Ahora van a tener que cambiar una Ley que aprobaron hace un mes, la de Deuda Soberana que no ha servido para nada. Yo integro el equipo económico del Frente Renovador junto a Massa, Lavagna, Peirano, Redrado y Delgado, y firmamos un documento, presentando un Proyecto de Ley superador buscándole solución a esto de los holdouts y los fondos buitres. El gobierno lo desechó, presentó su propio proyecto, y no hubo un solo tenedor de un solo bono, que quisiera hacer el canje de jurisdicción de pago. Eso demostró que es un fracaso. Y ahora la van a modificar. Va a ser un costo muy alto para el gobierno y lo más preocupante, para la Argentina.

 

- ¿Por qué piensa que Massa tiene que ser el Presidente de los argentinos?

Porque es una persona que sintetiza lo nuevo, lo diferente, que a pesar de tener solo 42 años, tiene experiencia en esto y creo que ha convocado a buenos equipos técnicos en todas las áreas. Y porque es un hombre de mente abierta a lo moderno y distinto, y convocará a los mejores hombres y a un gran consenso de todos los sectores sociales, políticos, económicos, para sacar este país adelante. Me incorporé el año pasado pero conocí a Sergio en 2002 cuando era Titular de ANSES y yo Presidente del Banco Central; hicimos una gran amistad y manejamos la crisis. En aquel momento él tenía 29 años y yo 50. Siempre se mostró muy capaz y con actitud distinta al resto de la política. Cuando el año pasado me convoca, me hizo una pregunta que me conmovió. Yo conocí en estos más de 30 años de democracia a todos los presidentes que tuvo la Argentina, y nunca nadie me preguntó lo que me preguntó Massa: “¿a vos te parece que el país tiene salida, que vale la pena hacer el esfuerzo?”. Y ahí me compró, porque estoy seguro de que tiene salida y de que vale la pena hacerlo. Ya lo hicimos en 2002 con este equipo económico, sabemos hacerlo, y lo vamos a volver a hacer. Sacaremos el país adelante. Se podrán llevar las reservas, no se preocupen, vamos a recuperarlas. No se pueden llevar las montañas, las lluvias, los ríos, la pampa húmeda y los 42 millones de argentinos que vamos a trabajar para sacar esto adelante.

 

- Ud. conoció y trató con todos los presidentes de esta última democracia, y también con dirigentes y candidatos de todos esos gobiernos. ¿Cuál era el que tenía un conocimiento más profundo de la economía?

Antonio Cafiero. Un gran tipo, con ideas muy claras sobre qué hacer. Me gusta mucho Massa, porque se preocupa mucho por el tema económico, estudia, pregunta, analiza, discute y profundiza. Es una forma distinta de hacer política, que le va a hacer bien al país porque se necesita un cambio generacional. Yo tengo 63 años, voy a estar para ayudar y dar consejos a estos jóvenes a cambiar la actitud. Si soy peronista o radical, o socialista, liberal, independiente, de izquierda o derecha me da lo mismo. Hay que discutir y convocar a los mejores de cualquier sector.

Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar


Moneda
Compra
Venta
DólarDólar
EuroEuro
RealReal
  1. Estafa con tarjetas telefónicas en mensaje de texto
  2. Para la Dra. Claudia Rossi “la gente ha tomado más conciencia al salir a la ruta”
  3. El delito de falsedad ideológica
  4. Guardiacárcel fue detenido imputado de abuso sexual
  5. Formuló denuncia penal una joven afectada por difusión de un video sexual en Internet que la involucra
  • Glorieta de la Plaza Moreno

  • Pirámide ubicada en la Plaza Castelli

  • Parque Libres del Sur

  • Santuaria de la Virgen de los Dolores en el Parque Libres del Sur

  • Iglesia Central, Nuestra Señora de los Dolores

  • Rally Federal en Dolores

  • Plaza en miniatura en la Escuela Vial

  • Interior Teatro Municipal Unione

  • Club Los XXV

 





 

Universidad Atlántida Argentina