Compromiso

Google



17:51 22-11 Para la Juez lo ocurrido se asemejaba más a la desaparecida figura de desacato que al delito endilgado. El absuelto es la misma persona imputada de un crimen ocurrido en la puerta de un pub de nuestra ciudad, y víctima de un hecho de sangre que protagon

Absuelven a un joven vecino procesado por resistencia a la autoridad

Enviar Compartir Aumentar tamaño Reducir tamaño

 

Un fallo reciente del Juzgado Correccional nº 3 de Dolores, absolvió a un joven vecino que había sido procesado por un hecho de resistencia a la autoridad ocurrido en nuestra ciudad.


 

La Juez Dra. Analía Pepi consideró en su resolución, que con los elementos incorporados al juicio oral se había determinado que alrededor de las 6,25 hs. del 27 de abril de 2008, que en la calle Buenos Aires entre Reconquista y Junín -frente a la DDI Dolores-, se había escuchado una frenada y un golpe, tras lo cual dos masculinos que venía circulando en contramano –un policía en un Ford Ka y el imputado en una moto Súper Guerrero-, descendieron de sus respectivos vehículos y comenzaron a agredirse física y verbalmente. Que en esas circunstancias habían descendido del Ford Ka otras dos personas para separarlos, mientras que personal de la DDI salía a la calle y convencían al policía y a sus acompañantes para que se retiraran del lugar, mientras retenían al imputado y a la mujer que lo acompañaba. Fue en estas circunstancias que el joven retenido viendo que los demás se alejaban y entendiendo que ello era por ser policía, se pudo nervioso, comenzó a forcejear, a dar empujones, y al arrojarle la gorra a uno de los efectivos de la DDI una oficial decidió aprehenderlo por resistencia a la autoridad. Ello provocó una reacción mayor en el joven, quien al ser ingresado a la Dependencia pateó un escritorio.

El procesado manifestó que había tenido un problema personal con un amigo del policía, y que a partir de ese momento este había empezado a molestarlo. Que esa noche precisamente lo perseguía, y como tenía miedo de que le pasara algo avanzó en contramano pues quería obtener auxilio, sobre todo por la joven que lo acompañaba. Agregó que quién lo perseguía lo había embestido y hecho caer de la moto, y que luego había sucedido el episodio con el personal de la DDI.

El policía mencionado no concurrió al debate, pero quienes lo acompañaban dijeron que el imputado se cruzaba delante del Ford Ka zigzagueando con la moto, y que cuando ambos bajaron de los rodados el joven había comenzado a patear al auto.

La Juez precisó antes estas declaraciones, que el policía había sido debidamente citado pero no había concurrido al debate, por lo que debía darle preeminencia a la versión del imputado, precisando sobre lo ocurrido, que si el efectivo hubiera querido evitar que el procesado lo siguiera molestando debió haber hecho la denuncia si era pertinente, o “como todo conductor responsable haber detenido su vehículo ante la imprudencia del otro, para evitar un accidente, cosa que no hizo”.

También indicó la Dra. Pepi, que no cabía la menor duda que quien perseguía al imputado era el policía, y que lo hacía en contramano, considerando notoria la persecución y que esa actitud incorrecta hubiera puesto nervioso al imputado, a lo que sumaba que presumiblemente había sido derribado de la moto al ser embestido.

Precisó también la Juez en el fallo, que si los efectivos de la DDI vieron a dos personas produciendo un disturbio y que ambas venían circulando en contramano, “no se advierte por qué, le dicen a uno de ellos que se vaya y se retiene al otro”. Que si lo que ocurría no era más que una discusión, una vez que lograron separarlos debieron dejar partir a ambos del lugar.

Por esos indicó la magistrada, que no veía claro que orden legítima había impartido el personal policial y que el procesado había desobedecido, por lo cual dudaba de la existencia de fundamento a la figura penal endilgada al imputado, precisando que lo ocurrido,se acercaba más bien a la antigua y derogada figura del desacato, no cobrando relevancia para configurar el delito de resistencia a la autoridad los posteriores forcejeos y el puntapié al escritorio

Por ello la titular del Juzgado resolvió dictar veredicto absolutorio en favor del acusado Leonardo Javier Belmartino, de 22 años de edad, con domicilio en nuestra ciudad.

Otros hechos que involucran al absuelto
Este joven había resultado víctima en un triple hecho de sangre ocurrido en nuestra ciudad el 22 de enero de 2009, cuando Pablo Daniel Dimare (alias “El Ruso”) llegó hasta el domicilio de la familia Belmartino en calle Chascomús 720, e hirió gravemente con un arma blanca en el abdomen a su ex pareja Romina Claudia Sabatela, también al concubino de esta Javier “Javito” Belmartino, y a Elena Skok de Belmartino madre del último.

Pocos meses después la tragedia envolvió nuevamente a los dos jóvenes, ya que en la madrugada del 29 de marzo de ese mismo año, sobre la vereda y a pocos metros de la puerta de ingreso al “Bar Imperio”, Belmartino ultimaba a Dimare de un disparo en la cabeza. 

Comentarios

No hay comentarios sobre esta noticia.

Comentar


Moneda
Compra
Venta
DólarDólar
EuroEuro
RealReal
  1. Estafa con tarjetas telefónicas en mensaje de texto
  2. Para la Dra. Claudia Rossi “la gente ha tomado más conciencia al salir a la ruta”
  3. El delito de falsedad ideológica
  4. Guardiacárcel fue detenido imputado de abuso sexual
  5. Formuló denuncia penal una joven afectada por difusión de un video sexual en Internet que la involucra
  • Plaza en miniatura en la Escuela Vial

  • Viejo puente del Canal 9

  • Rally Federal en Dolores

  • Iglesia Central, Nuestra Señora de los Dolores

  • Banco de la Nación Argentina

  • Club Los XXV

  • Parque Libres del Sur

  • Virgen Nuestra Señora de los Dolores

  • Glorieta de la Plaza Moreno

  • Ancla de la Plaza 25 de Mayo

 





 

Universidad Atlántida Argentina