Carcel

Lo hizo un Juez Correccional al conceder la excarcelación de un detenido, señalando que la información conocida habla de que se triplicó el cupo fijado. 

Mientras el Ministerio de Justicia bonaerense sigue desoyendo resoluciones judiciales sobre la superpoblación carcelaria que registra la Unidad Penal 6 de Dolores, un Juez al resolver la excarcelación de un detenido puso nuevamente en la mira esa preocupante situación.

En enero pasado publicamos la información surgida de la Cámara Penal de Dolores, donde se confirmaba la resolución del Juzgado de Ejecución de Dolores y se ordenaba al Ministro de Justicia Bonaerense que “con carácter Urgente e Indefectible”, procediera a reponer los colchones ignífugos faltantes en la Unidad 6 y se redujera de manera paulatina “el cupo poblacional de reclusos existentes” -de los cuales 244 carecían de cama-, y se reubicara el excedente en las diferentes Unidades Penitenciarias del Servicio Penitenciario provincial de acuerdo al Departamento Judicial al que pertenecieran.

Ese fallo de la Cámara refería a uno similar del mes de septiembre de 2018, donde se había decretado “el agravamiento de las condiciones de detención de los internos alojados” en esa Unidad, como dato ilustrativo se podía conocer que la Cárcel de Dolores tenían una capacidad fijada de 317 internos, que en ese mes de septiembre tenía realmente alojados unos 700, precisándose que en enero de este año alcanzaban a unos 830, quedando claro y de manera preocupante que se seguía incrementando la población carcelaria.

Y ahora el Juez Correccional Dr. Emiliano Lazzari al resolver la excarcelación de un interno, destacó además de otros considerandos que debía tener en cuenta el hacinamiento existente en la Cárcel de Dolores donde este estaba cumpliendo su pena.

El magistrado refiere que en marzo de 2016 la Cámara Penal Departamental había resuelto la reducción de la población en la Unidad Penal 6, pese a lo cual la situación de hacinamiento lejos de mejorar había empeorado, indicando el Juez Lazzari –luego de hacer mención a la nota publicada por este Diario el 2/1/19- haber tomado conocimiento de la existencia de 900 internos actualmente, precisando, “es decir, se encuentra sencillamente casi triplicado el cupo” fijado.

Por último este Diario pudo conocer de fuentes confiables, que por estos días en la Cárcel estiman que la cantidad de internos podría alcanzar pronto los 1.000 internos.

Conocimos, que en las celdas para dos y tres internos hay siete, que algunos duermen en el suelo sobre frazadas, que las cloacas del edificio han comenzado a rebalsar como consecuencia de la superpoblación, es decir la Cárcel de Dolores se ha ido transformado en un verdadero pandemónium que el Ministerio de Justicia pretende ignorar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *