moneda de 2000

La función primaria de las monedas y billetes, es la de ser medios de cambio para obtener bienes y servicios.

Son, también, una expresión soberana de un país: la acuñación de moneda propia. Pero, asimismo son difusoras mensajes por medio de las imágenes que contienen, constituyen un medio para comunicar ideas; honras tributadas a sus destacados hombres y mujeres, protagonistas de hechos sobresalientes en el orden militar, científico, artístico, como así mismo, a la arquitectura, fauna, hechos sobresalientes de nuestra cultura, historia, incluso hasta de mitos

La acuñación de monedas, constituyen, otra forma de homenaje.

moneda de 1978

moneda de 1950

En el año 1950, con motivo de conmemorarse el Centenario del fallecimiento del General Don José Francisco de San Martín, el 17 de agosto de 1850 en Boulonge-sur-Mer (Francia), el Gobierno Nacional, dispuso que dicho año se denominase “Año del Libertador General San Martín”.

Entre los diversos homenajes llevados a cabo, el Banco Central, decide rendir homenaje al Padre de la Patria con la emisión de monedas conmemorativas de tres valores: 5, 10, y 20 centavos Pesos Moneda Nacional (m$n).

En el anverso de estas monedas se acuñó la figura de San Martín en la ancianidad, de perfil derecho y vistiendo levita con la leyenda “José de San Martín”, basándose el artista Mario Baiardi para su confección, en el daguerrotipo realizado en París en 1948. En el reverso, figura el valor nominal de la moneda, con la leyenda en su parte superior “República Argentina” y en la inferior “Año del Libertador General San Martín 1950”.

Es importante aclarar que estas son las primeras monedas conmemorativas emitidas en en nuestro país, como así mismo, la efigie del general San Martín, fue la primer personalidad en estar en una moneda Argentina, tras haber utilizado siempre a la Libertad o el Escudo Nacional; teniendo en cuenta, que mediante la Ley 1.130 del año 1881, se unifica el sistema monetario del país, estableciéndose el PESO MONEDA NACIONAL, (circulaban, por entonces, diversas monedas: Pesos Fuertes, Pesos Moneda Corriente, y hasta monedas extranjeras).

Finalizado el Año Sanmartiniano, se siguieron emitiendo con la efigie de San Martín, pero ya sin la leyenda conmemorativa, sumándose la moneda de 50 ctvos., a las de los valores ya emitidos.

En 1978, y al cumplirse el Bicentenario del nacimiento del General San Martín, el 1º de agosto se emite una moneda conmemorativa en dos variantes nominales: 50 y 100 Pesos Ley 18.188 ($ Ley), que presentó el retrato de San Martín en su juventud, de perfil izquierdo, con uniforme militar, tomado del busto existente en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno Nacional, obra del escultor filipino Félix Pardo de Tavera. En el anverso de estas monedas figura, a la derecha de la imagen del Libertador las fechas conmemorativas: “1778-1978”; en tanto que en el reverso se plasmó el valor nominal correspondiente.

A partir de 1979, se continuó con la emisión de las monedas, reemplazando la fecha “1778-1978”, por una rama de laurel.

Al cumplirse los Ciento cincuenta años del paso a la inmortalidad del Libertador, en el año 2000, el Banco Central y durante el mes de agosto, dispuso la emisión conmemorativa, de dos valores: 50 centavos y 5 Pesos ($). Ambas, tienen igual diseño, exceptuándose, además del valor, la utilización en las monedas de 50 centavos de una aleación de cobre y aluminio en calidad circulación y las de pesos de oro, en calidad “proof uncirculated” (brillantes fuera de circulación – para coleccionistas).

El motivo del anverso, presenta el rostro de San Martín, mirando de frente, vestido de civil con capa, cuello alto y corbatón, tomado del óleo (realizado alrededor de 1825), por el pintor belga François Joseph Navez. A la izquierda del prócer figura la fecha de su fallecimiento “1850” y a la derecha conmemorativa: “2000”, en el arco inferior se lee “Gral. Dn. José de San Martín” y en el superior “República Argentina”.

El reverso presenta una vista del campanario del convento de San Carlos, cercano al “Campo de la Gloria”, donde se librara el combate de San Lorenzo el 3 de febrero de 1813, en el cual el recién creado Regimiento de Granaderos a Caballos, obtuvo en su primera acción militar, el triunfo ante las fuerzas realistas a orillas del Río Paraná. En arco a la izquierda se lee: “La Patria al Libertador”. A la par de la campana que anunció la victoria, en monograma, las siete diferentes letras que conforman el “VIVA LA PATRIA”, y sobre éstas, en arco, el año de acuñación “2000”. En la parte inferior derecha el valor en números, según a qué moneda corresponda.

El diseño fue realizado por el artista del Banco Central, Carlos Pedro Rodríguez Dufour; el modelado y los ajustes por el grabador Jorge Nicastro y la colaboración de Juan Domingo Castillo y Patricia Galera, de la Casa de la Moneda Argentina.

Es de destacar que esta es la primera moneda argentina que lleva en ambas caras motivos sanmartinianos.

Fernando Javier Selva – Asociación Cultural Sanmartiniana de Dolores

Deja un comentario