Viviendas

El Intendente Camilo Etchevarren presentó este miércoles “un programa que proyecta la construcción de 500 viviendas para nuestra ciudad”, señalando el Jefe Comunal, que “el municipio cuenta con 566 lotes para construir viviendas”.

Llamó sin dudas mucho la atención que Etchevarren hablara de “un programa” de viviendas, ya que son los propios interesados los que deben gestionar créditos personales bancarios para pagarlas. Que estos deberán abonar la construcción de una plataforma en el terreno cuyo valor indicativo para una casa es de $. 60.000, y que para llevar adelante su proyecto se había contactado “con las dos empresas que mejor califican en el Instituto de la Vivienda para que construyan en Dolores”.

Y las dudas y los interrogantes comienzan precisamente con la Empresa elegida por Etchevarren, “ECOURBAN Construcciones Industrializadas SRL”, la que no dudó en señalarla como una de las dos “mejores calificadas” en el Instituto de la Vivienda.

¿Y por qué dudar de esa afirmación del Jefe Comunal?, sencillamente porque esta Empresa recién se constituyó hace 20 días (el 15 de julio de 2020 según el edicto publicado al día siguiente en el Boletín Oficial). Porque además se consigna que el capital social es de 100 mil pesos en acciones, del que solo fue integrado un 25 por ciento, y porque salvo el mencionado edicto no existe registro alguno –o publicidad- que dé cuenta que dicha firma es constructora de “casas prefabricadas modulares” como se las conoce. A su vez, ayer consultamos por internet, y no tiene CUIT todavía.

Sin dudas este tema por sus características y lo aseverado por Etchevarren, merece una aclaración oficial.

En cuanto a la financiación y hablando de una casa mínima de 28 metros cuadrados, según lo anunciado quien la adquiera debería pagar durante cuatro años 21.000 pesos mensuales, algo que aparece como muy restrictivo para el común de la gente si se tiene en cuenta el promedio de los sueldos que se abonan en Dolores.

En cuanto al anuncio que las primeras 80 se comenzarán a construirse en el Predio de la Guitarra –seguramente refiriéndose a los terrenos aledaños-, es oportuno recordar que pese a los 12 años de gobierno de la actual gestión y las promesas reiteradas de Etchevarren que las terminaría con los fondos que había recibido, restan finalizar en ese lugar 36 casas del Plan Federal, de las cuales antes de la elección del año pasado el Intendente aseguró se terminarían ý entregarían 20, lo que no ocurrió, a lo que se debe agregarse que faltaban construir en ese mismo terreno otras 21 de ese mismo Plan.

Y si estamos hablando del mismo terreno cabría preguntarse también si el mismo no fue donado por la Municipalidad para ese Plan Federal, porque es de entender que antes de construir otro o entregar terrenos se debería lograr la autorización para hacerlo.

Y un tema que hace mucho ruido es la anunciada disponibilidad de más de 500 terrenos, que dijo Etchevarren tenía con destino éste nuevo proyecto, porque el Intendente ya dejó en el camino el Plan que anunció en julio de 2016, cuando manifestó que en el marco del denominado “Buenos Aires Hogar” se construirían 50 casas en un terreno ubicado en calles Pistarini y Pieres, entre Juncal, Hernández y Stella Maris de nuestra ciudad, las que serían financiadas por el Banco Provincia a través del Fondo Fiduciario y con un plazo de 20 años para su cancelación. Y por qué lo señalamos, porque al no poder el Municipio disponer de esos terrenos al existir un vecino que detentaba su posesión, nada hizo Etchevarren para concretar esas viviendas en otro lugar. ¿No había entonces terrenos disponibles y ahora aparecen más de 500?, es un interrogante que sólo el Jefe Comunal puede contestar.

Lamentablemente el tema de viviendas anunciadas o prometidas por Camilo Etchevarren ha creado siempre una ilusión en quienes las necesitan. Esperamos equivocarnos en este caso, porque hay muchos dolorenses que hace años que sueñan con tener su propio techo.

Deja un comentario