Por el Dr. Héctor Ulises Napolitano.

 

Para hablar de lo que se viene hay que partir de analizar en lo que hasta ahora constituye este presente que tiende a sufrir ciertas transformaciones y cambios hacia el futuro. La caía del Muro de Berlín en 1989 significó en el mundo el comienzo de una nueva era en lo político y económico, con una franca tendencia a la consolidación de la democracia como sistema o forma de gobierno y del capitalismo basado en el libre mercado, total o limitado en algunos casos, en especial en países de economías hasta entonces estatistas y colectivistas, como los integrantes de la ex Unión Soviética y China, quedando como sola excepción de tal cambio Cuba, que mantiene hasta el momento el régimen comunista surgido en dicho país con la revolución de 1959.

La globalización (término inventado por Theodore Levitt en 1983) se la define como “un proceso de integración mundial, de carácter político, económico, tecnológico, social y cultural, donde prima la interconexión entre países y persona que convierte al mundo en una aldea global”.

El fin de la guerra fría con la caída del Muro de Berlín contribuyó a este proceso histórico que hoy vivimos, además de la aparición de Internet en 1993 que comienza la era de la cibernética en el mundo, permitiendo la intercomunicación fluida entre los puntos más distantes del planeta.

Sin embargo, la hoy llamada globalización existió mucho antes en los hechos y sin que dicho término existiera, es decir que si bien a partir de las décadas del 80 y 90 del siglo XX adquirió su total y acabada consolidación, no por ello dejó de existir antes sin necesitar de Internet, siendo un ejemplo la crisis económica mundial provocada por el famoso ”jueves negro” del 24 de octubre de 1929 con el crack de la Bolsa de Nueva York que produjo una reacción en cadena a nivel mundial que se dio en llamar ”La Gran Depresión”, que permaneció inalterable hasta que estalló la Segunda Guerra Mundial. Incluso también podemos remontarnos a las primeras conquistas en el hasta entonces mundo conocido y con mayor razón después del descubrimiento de América.

Pero con respecto a la globalización en que hoy vive el mundo, el gran dilema se encierra en la siguiente pregunta ¿cuál es la nueva globalización que se viene a nivel mundial después que se supere la pandemia de Covid 19?. La respuesta es incierta y solo objeto de conjeturas. Entre ellas está la del ex canciller norteamericano Henry Kissinger que predice un mundo de fronteras cerradas, la que es por demás escéptica y apocalíptica, a diferencia de otras que afirman que el mundo que se viene no va a ser igual al de antes de la pandemia, y que el recelo y la desconfianza entre los países va a modificar sustancialmente el intercambio comercial, que va a ser mucho menos abierto y más controlado, y la inmigración de personas y de turistas, que va a ser selectiva a la hora de elegir el destino, pudiendo resultar perjudicial para los países donde la pandemia hizo estragos.

Algunos politólogos predicen que dada la exclusiva participación del Estado en esta pandemia, para brindar ayuda a todo el que ha podido durante el aislamiento social, en virtud del cese casi total en las actividades productivas y laborales, será en consecuencia una tendencia a seguir en los tiempos que se vienen, dada las desastrosas secuelas que por causa de la misma deberá sufrir la economía mundial.

En síntesis, “volver a empezar” que es el título de una alentadora y entusiasta canción de Alejandro Lerner, hoy es la exacta consigna para la cruda realidad que se viene”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *