La Liga Madariaguense de Fútbol emitió en su boletín del Tribunal de Disciplina la sanción aplicada al jugador Joaquín Reboreda, de Huracán de Madariaga, que el 26 de junio agredió al árbitro Julián Urrutia.

El defensor recibió la ejemplar sanción de diez años de suspensión luego de agredir al árbitro Urrutia en el encuentro de los cuartos de final de ida en el que su equipo caía 3 a 0 ante San Lorenzo. Según lo explicitado en la circular de la LMF, se le aplican 5 años por la agresión y le corresponden 5 años más por la posterior suspensión del encuentro.

 

A continuación, la resolución del expediente 010/2022:

REBOREDA JOAQUIN DNI 37.697. XXX (Atlético Huracán – Primera División); S/EXPULSION.

Visto: el contenido del informe confeccionado y elevado hacia éste Tribunal de Disciplina Jurisdiccional por parte del Sr. Julián Urrutia, quien resulta ser Árbitro Provincial de Fútbol y se desempeñara dentro de un encuentro futbolístico organizado por la Liga Madariaguense de Fútbol, que fuera disputado el día domingo veintiséis de junio del año dos mil veintidós (26/06/2022) en el Estadio Francisco Alcuaz sito a la altura de la calle Alberti y Uruguay de la ciudad de Gral. Juan Madariaga; y…

Considerando: que en su relato, el referenciado pone en conocimiento las agresiones que tuvo que vivenciar el día señalado con antelación al momento de desempeñarse como árbitro principal del encuentro futbolístico que disputaron los primeros equipos del Club Atlético Huracán de la ciudad de Gral. Madariaga contra su par geselino, el Club San Lorenzo de Villa Gesell, correspondiente a los cuartos de final (partido de ida) del “Torneo Apertura en conmemoración del 90° Aniversario de la Liga Madariaguense de Fútbol”.

Que introducidos en el contenido del informe entregado, se puede establecer y destacar que el colegiado ha manifestado en su explicación de los hechos que: “…informo que a los 71 minutos de juego expulse al jugador Nº 6 de Atlético Huracán, Sr. Reboreda Joaquín (DNI. 37.697.757) por aplicar un puntapié al adversario sin estar el balón en disputa entre ambos. Al ver la tarjeta roja el Sr. Reboreda, se me acerco en actitud violenta hacia mí recriminándome la decisión y ante el intento fallido de algunos compañeros de hacer que se retire me aplicó un golpe con su mano en el rostro. Tras la agresión intentó nuevamente avanzar hacia mi persona pero fue detenido por sus compañeros que lo instaron a retirarse. Inmediatamente tras la agresión ingreso personal policial para resguardarme ante otros posibles hechos. A causa del golpe recibido comencé a sentir un fuerte dolor de cabeza y en la zona afectada como así también nublamiento de la visión por lo cual, al no sentirme físicamente en condiciones de proseguir con el encuentro, lo suspendí. Al momento de la suspensión, el resultado era Atlético Huracán 0 (cero) – San Lorenzo de Villa Gesell 3 (tres). Dejo también en claro que los jugadores Nº 10 y Nº 15, éste último sustituto, ambos de Atlético Huracán, no recibieron la tarjeta amarilla, por seguridad no mostrada en el momento pero debe considerárselos “amonestado” y al reverso se detallan los motivos. Se adjunta al presente informe copia de la denuncia radicada en la Comisaria de General Madariaga y el correspondiente precario médico. Dejo también aclarado que la suspensión del encuentro se sustenta en lo que determinar el Art. 162 del Reglamento General de AFA….”.-

Seguido a ello, se puede observar constancia médica expedida por el Dr. Wadi Rearte Avila, profesional de la salud con labores en el Hospital Municipal de la ciudad de Gral. Madariaga, al igual que copia xerográfica simple de la denuncia penal que diera origen a la Investigación Penal Preparatoria Nº 03-05-000597-22/00 de trámite por ante la Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada Nº 8 de la ciudad de Gral. Madariaga a cargo del Sr. Agente Fiscal – Dr. Walter Mércuri del Departamento Judicial de Dolores.

Que en base a ello, y con fecha veintiocho de junio del año dos mil veintidós (28/06/2022), desde éste Tribunal de Disciplina Jurisdiccional, se resolvió como medida preventiva, decretar de manera inmediata y provisoria, la suspensión del jugador Joaquín Reboreda, al no hallarse, a ésa altura, las actuaciones incoadas en condiciones de ser resueltas definitivamente (Conf. Art. 22 del Reglamento de Transgresiones y Penas del Consejo Federal de Fútbol).

Que en ése mismo acto administrativo, se corrió vista y traslado al infractor para que en el término de cinco (5) días corridos, presente su descargo conforme los hechos relatados y que en ésta instancia nos ocupan.

Que vencido ése plazo, el jugador no ha ejercido actividad defensiva alguna, debiendo por tal razón, ser juzgado en rebeldía (Conf. Art. 8 y 10 del Reglamento de Transgresiones y Penas del Consejo Federal de Fútbol).

Fuente: deportivolavilla.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *