Mayo

Se cumplen 210 años de la proclamación de la “Primera Junta de Gobierno”, sin dudas el primer paso que dio la Patria procurando ser Nación.

Un grupo de patriotas habían comprendido que se daba la circunstancia histórica para que el Virreinato del Río de La Plata rompiera lazos con España, culminando la semana de mayo con ese día histórico en que con el pueblo en la plaza, los cabildantes elegían la “Primera Junta de Gobierno”.

Hombres imbuidos en los principios de la revolución francesa y en el derecho inalienable a la libertad deliberaban en el Cabildo buscando la forma de constituir gobierno, hechos que   desembocaron aquél 25 de Mayo, cuando en una plaza mayor llena de vecinos efervescentes -pese a la llovizna- se alzaban voces diciendo ¡El pueblo quiere saber de qué se trata!, lo que llevó a que los cabildantes votaron la Junta luego de recibir una intimación escrita que se les había hecho llegar como expresión de la voluntad pública.

La Junta estuvo integrada por un militar, un sacerdote, dos comerciantes, cinco abogados: Cornelio Saavedra como Presidente; como Secretarios Juan José Passo y Mariano Moreno. Vocales: Manuel Belgrano, Juan José Castelli, Miguel de Azcuénaga, Manuel Alberti, y dos españoles: Domingo Matheu y Juan Larrea.

Saavedra, era un hombre adinerado, Jefe del batallón de Patricios, representaba la tendencia moderada, más conservadora; Belgrano era un economista, director del “Correo del Comercio”, había demostrado su capacidad y desinterés. La revolución lo improvisaría como general del Ejército patrio.

Passo y Castelli eran doctores, constituían la que sería la izquierda de la Junta; los otros, Azcuénaga, Alberti (Sacerdote), Matheu y Larrea, oscilarían entre una y otra tendencia.

El Secretario Mariano Moreno demostró ser un hombre excepcional, empuñó la antorcha de la revolución y en el escaso tiempo que le restaba de vida – murió el 4 de mayo de 1811- realizando una obra de larga, profunda y luminosa huella democrática.

En esta fecha de recordación nuestro respetuoso recuerdo para aquellos hombres generosos, capaces y lúcidos que iniciaron el camino y marcaron la huella indeleble de nuestro ser como nación libre y soberana.

Deja un comentario