Basura

A raíz del brote de Hantavirus producido en Epuyén (Chubut), distintas municipalidades en todo el país han redoblado campañas y difundido todo tipo de información orientada a prevenir enfermedades transmitidas por roedores.

La Municipalidad de Dolores también publicó estas medidas de prevención, indicando los teléfonos de las áreas municipales pertinentes para comunicarse ante cualquier duda.

Más que de hipocresía podemos hablar de “perversidad”, de una gestión que creó y agigantó los basurales a cielo abierto más grandes de la región. Y que los sigue alimentando cada día.

La misma gestión que fogoneó marchas multitudinarias en 2005 para que Dolores “no se convirtiera en el CEAMSE”, la misma que en diciembre de 2007 asumió con un discurso de Camilo Etchevarren prometiendo sanear el problema de la basura.

No solamente incumplió esas promesas sino que se podría pensar que buscó colapsar el Basurero Municipal, sobre el cual basta revisar en el Google Earth la Planta de Residuos junto al Canal 9, y comprobar que entre 2009 y hoy ha crecido en forma monstruosa. Posteriormente se anunció la construcción de una nueva Planta de Residuos Sólidos Urbanos, la que aún hoy, a dos años de su “montaje” la habilitación está en veremos, mientras se forman nuevos basurales a cielo abierto, con materia prima que aporta la gestión con camiones municipales.

Se dice que “los vecinos son sucios”, puede que algunos, pero el principal responsable del desastre es el gobierno municipal, que nunca tuvo ni voluntad ni capacidad de buscar soluciones concretas. Por el contrario, fue y es el principal agente de contaminación de nuestra ciudad.

Terrenos y casas abandonadas por doquier, aún en pleno centro, pastizales de los que nadie se hace cargo, falta total de tareas o campañas de desratización, es el cóctel maquiavélico que hace posible pensar en hantavirus, enfermedad que no se combate sólo con la difusión de medidas sanitarias, precisamente de un gobierno que lleva más de 11 años en el poder y que a todas vista pretende maquillar la mugre con carteles de “Ciudad Verde”, que no se pone colorado y actúa como modelo de Salud Pública.

 

Dolores: criadero de roedores

Para comprobarlo, basta darse una vuelta por los basurales, que son cada vez más y más grandes, en todos los puntos de la ciudad. Empezando por el del Canal 9 que es gigantesco. Cualquier dolorense que recorra los basurales generados o agigantados durante los últimos años, quedará impactado. Dolores es el peor ejemplo en la región.

Los roedores, transmisores principales del Hantavirus y otras enfermedades contagiosas graves, viven su paraíso en Dolores. Es indefendible el daño que la gestión municipal le está provocando al ambiente y a la comunidad hace ya años.

Las recomendaciones son muy útiles. Pero por desgracia, el gobierno de Etchevarren crea las condiciones ideales para que los roedores se reproduzcan.

 

Conozcamos nuestros basurales

Su existencia ha sido comprobada por la justicia y se intimó a la Municipalidad. Se han publicado y compartido fotos, videos, relatos de estos lugares de abandono e infección. Pero lo más efectivo para darnos una idea es ir hasta ellos y recorrerlos. Ninguno está lejos. Y son absolutamente injustificables. Hace años debieron haber desaparecido.

Verán familias enteras que viven del cirujeo hurgar entre las montañas de basura. Verán cerdos enormes y deformados revolver los desperdicios. Encontrarán fuegos fatuos porque la gestión de Etchevarren simplemente “prende fuego” de vez en cuando las parvas de residuos que desbordan. Verán perritos, gatitos, viviendo entre comida podrida y toda clase de objetos descartables, desde muebles hasta jeringas.

Si los docentes quieren realmente educar a sus alumnos debieran llevarlos a conocer el basural del Canal 9, y contarles que en 2007 estaba apenas desbordado y aún funcionaban las máquinas dentro de los galpones. Y dejar que ellos opinen sobre lo que hoy se ve.

Sería una manera de que tomen conciencia las generaciones futuras.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *