Decretos 178 acompañante Baron

Un desembolso para el Carnaval del Sol de 2018 no solo resulta inexplicable, sino que se transforma en una afrenta frente a necesidades insatisfechas que registra la comunidad.

A través de los años una de las características que resaltan en la actual gestión de gobierno municipal es el despilfarro del dinero público, tanto en artistas, fiestas, o en los innumerables e incomprensibles gastos que realiza en torno de estas.

Ya hemos hablado en anteriores oportunidades de los exorbitantes contratos en dólares que Etchevarren firmó en nombre de la Municipalidad para afrontar la presentación de espectáculos de artistas internacionales, lamentablemente casi todos con poca repercusión de público, contrariando las manifestaciones del Jefe Comunal en cuanto sostenía, que esas erogaciones eran necesarias para el perfil turístico que debía tener la ciudad.

Y tan poco ciertas eran esas afirmaciones, que cuando Carlos Vives llegó para actuar en la Fiesta de la Guitarra del año pasado, su presencia no resaltó por el espectáculo que brindó en el Miniestadio del Polideportivo, sino porque recorrió la ciudad en bicicleta.

Decreto 161 Baron

Ahora se conocen otras contrataciones enmarcadas en ese despilfarro, uno más de esos gastos excesivos e innecesarios del dinero público del que estamos hablando, y que quedó puntualmente registrado con la presentación de la modelo Jimena Barón en el Carnaval del Sol de 2018, como surge del Decreto Municipal firmado por Camilo Etchevarren y refrendado por su Secretario de Gobierno Leandro Oldoni.

A través del Decreto nº 161 de fecha 6 de febrero de 2018, la Municipalidad aprobó un contrato firmado por un tercero y se hizo cargo del pago de la contratación de la modelo Jimena Barón, por un importe fijado en 270 mil pesos, para que realizara una pasada durante una noche del denominado Carnaval del Sol.

Pero eso no fue todo, lo más insólito surge del Decreto nº 178 firmado al día siguiente, cuando Etchevarren aprueba la contratación a través de ese mismo tercer interviniente, de un señor Jorge Alberto Luengo, a quién se le abonó por la suma de $. 70.000 “como animador” y para acompañar a Jimena Barón durante su recorrido de esa noche de Corso, el 10 de febrero de 2018.

Y como para graficar el dispendio que significó la suma de ambas erogaciones, nada mejor que transformar ese total de 340 mil pesos gastados en febrero de ese año a valores actuales, en dólares para poder hacer más fácil la comprensión. Veamos.

A comienzos de 2018 la cotización de la moneda norteamericana era de $. 18,98, o sea que ese monto pagado significaba 18.000 dólares, que llevado al valor actual de esa moneda significa 846.000 pesos (el valor de un vehículo Volkswagen Polo 0k  modelo 2019) por una actuación de una noche, algo que no tiene justificación ni parangón alguno, se trata lisa y llanamente de tirar el dinero público, que entendemos no fue producto de ineficiencia, quizás sí, de un capricho para obtener una foto “cholula” que se pagaría con dinero que no les cuesta ganar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *