En los primeros años del siglo pasado Dolores era la avanzada educacional al sur del Río Salado, la ciudad contaba con los primeros colegios de educación secundaria, la Escuela Normal «Victoriano E. Montes» y el Colegio Nacional «Aristóbulo del Valle», que conformaría su trilogía el 21 de noviembre de 1920 cuando se inauguraba la Escuela Nacional de Educación Técnica nº 1 (posteriormente bautizada con el nombre de «Délfor del Valle»), ofreciendo el establecimiento un novedoso ámbito educacional para la época, ya que a la tradicional enseñanza enciclopedista se le agregaban conocimientos de índole técnico que permitían una salida laboral al alumnado.

La creación del Establecimiento se había gestado años antes en el Centro Comercial e Industrial de Dolores, iniciativa que se comenzó a concretarse en 1918 con la colocación de la piedra fundamental, contándose con él aval del dolorense y por entonces Diputado Nacional Dr. Délfor del Valle, que presentó en el Congreso un proyecto de ley para crear una “Escuela Modelo de Artes y Oficios e Industrias Regionales” en Dolores.

El edificio donde funcionaría era el entonces “Refugio Rivadavia”, ubicado en la calle Pichincha (actualmente sede la Secretaría de Obras Públicas del Municipio) y que había sido cedido con ese fin por Ordenanza municipal dictada en junio de 1920.

El 21 de noviembre de ese año se realizó la inauguración oficial del Establecimiento, contando dicho acto con la presencia del Ministro de Instrucción Pública Dr. José Salinas, del Intendente Don José Tamango, y de Délfor del Valle, quien había sido el principal gestor ante el presidente Hipólito Yrigoyen para que la Escuela se hiciera realidad.

Las clases dieron comienzo en marzo del año siguiente, pero la estructura de ese viejo edificio y los requerimientos de la cada vez mayor cantidad de alumnos, hizo que un grupo de vecinos formara una comisión para con concretar la construcción de un nuevo edificio, lográndose en 1930 la cesión por parte de la Municipalidad de una manzana comprendida entre las calles Lamadrid, Mar del Plata (entonces Córdoba), Rauch y Martín Campos (entonces Santa Fe).

Nuevamente intervino don Délfor del Valle en las gestiones para concretar su construcción y el 30 de octubre de 1937 era colocada la piedra fundamental, concretándose su inauguración el 1º de mayo de 1944.

Desde su inauguración se la denominó como “Escuela Nacional de Artes y Oficios”, luego como “Escuela Industrial de la Nación”, posteriormente “Escuela Nacional de Educación Técnica” (ENET) y actualmente “Escuela de Educación Secundaria Técnica (E.E.S.T.).

En noviembre de 1979 se impuso al establecimiento el nombre del dolorense “Délfor del Valle”, quien había volcado sus esfuerzos durante años para su concreción y también para el nuevo edificio.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *