carta lectores-24-10-2014

 

Por el Dr. Héctor Ulises Napolitano.

 

La envidia y la emulación se parecen en cuanto ambos son sentimientos que expresan deseos, se refieren a lo que alguien posee y a la condición y situación en que se haya otra persona, pero difieren en la intención y finalidad que es negativa en el caso de la envidia y positiva en el de la emulación. Características y diferencias.

La envidia es un sentimiento de desear lo que tiene otro pero con la tristeza y el enojo de no poseerlo. También ese enfado puede expresarse en el deseo de que a la persona envidiada le vaya mal. Es por lo tanto un sentimiento egoísta y por ende negativo de allí que es uno de los siete pecados capitales.

La emulación, en cambio, es un sentimiento donde también se desea lo que tiene, posee y da condición o situación en que se halla otra persona, pero no con tristeza y enojo sino con admiración e intención de ser igual o mejor que ella, de allí que es un sentimiento positivo porque tiende al esfuerzo y superación personal para lograr tal objetivo.

La envidia trasunta un complejo de inferioridad y de impotencia.

La emulación de autoestima y confianza en sí mismo.

La envidia se ocupa de maldecir y difamar al otro.

La emulación de aprender para ser o saber igual o más que el otro.

La envidia es propia de los mediocres.

La emulación es propia de las personas intelectualmente superiores (ejemplo: los discípulos respecto al maestro).

La envidia considera a la persona envidiada como enemiga.

La emulación como ejemplo y modelo a imitar y seguir, e incluso superar.

La envidia rivaliza a través de la animadversión.

La emulación a través de la competencia.

La envidia es ruin.

La emulación es un valor ponderable.

La envidia es un sentimiento de muchos.

La emulación es un sentimiento de pocos.

Corolario: “La envidia es nefasta porque engendra odio. La emulación es positiva porque manifiesta amor propio. Pero lo mejor es ser original, porque se es personal e independiente y no una copia de otro”.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *