El gobernador Axel Kicillof volvió a ratificar ayer la prohibición de los boliches de cara a la temporada y no descartó que autorice el funcionamiento de algunos campings que garanticen las condiciones para cumplir con los protocolos sanitarios acordes a la pandemia del coronavirus.

En el anuncio que encabezó desde el Salón Dorado de La Plata para detallar la continuidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio por los próximos 14 días, el mandatario hizo eje en el verano y reiteró la necesidad de que cada turista disfrute sus vacaciones con «responsabilidad, solidaridad y cuidado».

«Va a haber una acción muy fuerte de promotores, de diferentes dependencias del Estado municipal y provincial, para ayudar al cumplimiento de las medidas de distanciamiento que se tengan que llevar adelante en las playas. Por más que estemos en malla, puede haber contagio. No podemos permitir aglomeraciones turísticas que fomenten los contagios», sostuvo.

Kicillof reconoció que es «probable» que en los primeros días del verano pueda ocurrir alguna aglomeración pero aseguró que se agotarán todos los esfuerzos para evitarlo. «No es que queremos poner restricciones y prohibiciones sino que queremos cuidar para que se pueda hacer una vacación en paz y relajados», aclaró.

En la conferencia, donde no se anunciaron cambios para el interior, el gobernador ratificó su decisión de prohibir los boliches durante el período estival. «La nocturnidad nos preocupa mucho. Hay que entender que hay cosas que nos encantan que son contagiosas y que hay que cuidarse para no lamentar males mayores», consideró.

Sin embargo, el jefe del Estado provincial dijo que evalúa habilitar el funcionamiento de algunos campings, otros de los rubros que inicialmente habían quedado excluidos de los permisos para trabajar.

«En el caso de los campings, lo estamos hablando con los intendentes porque nos dicen que algunos tienen condiciones. Está claro que no puede haber vestuarios en común porque va a haber aglomeraciones de gente y va a ser difícil evitar el contacto en cercanía. Hay algunos campings que tienen instalaciones sanitarias más personalizadas y en esos casos especiales se puede ver una habilitación», reconoció.

En este sentido, Kicillof sostuvo que su gestión tomó una determinación «valiente y que implica tomar riesgos» al anunciar el inicio de la temporada para el 1 de diciembre. «Nadie puede ignorar que el panorama que se abre es nuevo y que va a haber que tomar muchísimas medidas, decisiones y acciones», señaló, y remarcó: «No queremos prohibir nada sino permitir todo lo posible siempre y cuando no se generen más contagios».

Por otra parte, el gobernador confirmó el funcionamiento de las salas teatrales que permitan adecuarse a los protocolos sanitarios que exigen los especialistas para evitar riesgo de contagio y repitió que la aplicación Cuidar Verano será «obligatoria» para cada una de las personas que elija vacacionar en la Costa o en cualquier punto de la Provincia.

Además, el mandatario bonaerense dijo que está decidido que los turistas que contraigan Covid-19 en los destinos donde veraneen vuelvan a sus hogares. «En el caso de que no puedan hacerlo, vamos a reforzar a los municipios para que puedan recibir la asistencia que necesitan. Pero no queremos que los turistas lleven adelante la enfermedad en los lugares de veraneo para que no propaguen más el virus», explicó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *