Camilo

La rebeldía del Intendente en acatar esa orden judicial no tiene explicación. La resolución del Juzgado Contencioso Administrativo indicó, que de no hacerlo estaría incumpliendo una manda judicial y le cabría una sanción penal. Además hizo saber a la Presidente del Concejo Deliberante, que la orden de no tratar la Rendición de Cuentas no significa que el Concejo deje de sesionar.

 

La incomprensible rebeldía del Intendente Etchevarren en cumplir con la orden judicial de exhibir la totalidad de los Decretos por él firmados en 2017, como las insólitas declaraciones de la Presidente del Concejo Daniela Arrabit, respecto que el Juez Contencioso Administrativo de Dolores no debía injerir en la actividad del cuerpo legislativo local, tuvieron respuestas en el marco de una resolución dictada por el magistrado este miércoles.

El Juez Dr. Antonio Escobar intimó al Intendente Etchevarren a que cumpla con la orden judicial emanada de su Juzgado, en la que dispuso que se debía poner a disposición de los Concejales que presentaran el amparo la totalidad de los Decretos firmados por el Jefe Comunal durante el 2017. También le comunicó a la Presidente del Concejo, que la resolución dictada que dispuso el no tratamiento de la Rendición de Cuentas de 2017 no significa que el Cuerpo no pueda sesionar para tratar otros temas.

Se debe recordar que ante el incumplimiento por parte del Jefe Comunal a la obligación que le marca la ley, de poner a disposición del Concejo “copias autenticadas” de los Decretos firmados durante el ejercicio correspondiente a la Rendición cuyas cuentas se analizan, los Concejales Susana Cánepa, Verónica Celasco, Berenice Giménez, Gonzalo Tavela, Facundo  Celasco y Ricardo Ghiglione, solicitaron al Juez mediante una medida cautelar que ordenara al Intendente de Dolores “que exhiba la totalidad de los decretos dictados en el año 2017, poniéndose los mismos a disposición de los mismos en una oficina municipal habilitada a tal fin”.

Asimismo requirieron se ordenara a la Presidente del Concejo Deliberante, “la suspensión del tratamiento” del expediente de la Rendición de Cuentas 2017, hasta tanto se entregara la documentación requerida al Departamento Ejecutivo.

El Juez Dr. Antonio Escobar así lo dispuso, pero el pasado martes ante el incumplimiento de dicha resolución por parte de Camilo Etchevarren y la decisión unilateral de Daniela Arrabit de suspender la sesión del Concejo, los amparistas efectuaron una nueva presentación.

Respecto de ella el titular del Juzgado Contencioso Administrativo indicó y resolvió:

Ante el incumplimiento de una manda judicial como significaría no haber exhibido los decretos como se ordenó, intimó a la Municipalidad para que en el plazo de cinco días informe él por qué de esa situación denunciada por los amparistas, haciéndole saber al propio tiempo al Intendente Camilo Etchevarren, “que deberá en forma inmediata poner a disposición de los actores, en una oficina habilitada a tal fin, la totalidad de los decretos dictados entre el 1º de enero y el 31 de diciembre del año 2017, a partir de la notificación de la presente tal como se ordenara en el marco de la medida cautelar (…) bajo apercibimiento de aplicarse las sanciones penales que pudieran corresponder”.

Por su parte notificó a la Presidente del Concejo Deliberante en respuesta a una presentación que la misma efectuara, que la cautelar dictada sólo se limita a la suspensión del tratamiento de la Rendición de Cuentas 2017 hasta tanto se le exhiban a los accionantes la totalidad de los decretos dictados en ese año, “lo cual no implica de ningún modo suspender las sesiones de ese cuerpo, ya que puede sesionar para el tratamiento de cualquier otra cuestión que no se vincule a la cautelar ordenada”.

Por su parte y respecto de la petición de los Concejales que presentaron el amparo, dispuso librar oficio al Tribunal de Cuentas de la Provincia, Delegación Chascomús, a los fines de comunicar la medida cautelar oportunamente dictada.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario