P1110973 PARA NOTA

Estuvieron en Dolores participando de una Jornada referida al tema. Dialogamos con el Dr. Nicolás Ceballos (Juez del Departamento Judicial San Isidro), con la Dra. María Maldonado (Juez del Tribunal Criminal Oral nº 1 de Morón), y con el Dr. Ignacio Gallo (Juez de la  Cámara Penal de Mercedes).

 

 

Este viernes se realizó en nuestra ciudad, en la sede del Colegio de Magistrados y Funcionarios Judiciales Departamental, una jornada sobre el proyecto de reforma del Código Procesal Penal de la Provincia.

Para conocer del mismo dialogamos con el Dr. Nicolás Ceballos (Juez de Garantías en el Departamento Judicial San Isidro, descentralizado en Pilar), con la Dra. María Maldonado (Juez del Tribunal Criminal Oral nº 1 del Departamento Judicial Morón), y con el Dr. Ignacio Gallo, Juez de la Sala III de la Cámara Penal de Mercedes), que integraron la Comisión que trabajó en el proyecto de reforma y a quienes preguntamos, si para implementarla no podría llegar a ser difícil cambiar la mentalidad de quienes hoy son actores principales en la justicia, jueces, fiscales y defensores.

El Dr. Nicolás Ceballos señalaba: Sí, eso es lo más difícil de todo, es el gran desafío. De hecho nuestro actual Código, que el 28 de septiembre pasado cumplió 21 años, que ya era un Código vanguardista para lo que había en 1998 a nivel República. Hoy el Código Federal y más allá que se esté implementando una reforma, es viejo en relación a la modernidad que plantea el actual y vigente en la Provincia. Nosotros en la Comisión discutimos muchas de las cosas que nos había pedido el Ministerio (de Justicia). Como esto de darle mayor participación a la víctima, oralizar las audiencias y que sean más transparentes, donde se privilegie la inmediación y no el secretismo en el buen sentido. Porque ese expediente escrito, que no se sabe si lo hace el juez, el empleado, o quien, sea más público y dinámico. Eso ya de algún modo se podría haber implementado, pero cuando se implementó el Código actual veníamos de otro que era netamente escrito y, como se dice en la técnica procesal, inquisitivo. Entonces, pasar a un acusatorio más oralidad fue complicado, difícil, y pasar a este, que es directamente adversarial, y todo se debate en audiencia pública, es claramente un desafío.

 P1110971 tapa

  • ¿El Código actual ha tenido reformas?

Dr. Ignacio Gallo: El Código que tenemos actualmente tiene 21 años y alrededor de 30 reformas. Ese fue un poco también el motivo por el cual el Ministerio convocó a una Comisión, más allá de los nombres, como para hacer algo más homogéneo. Sabemos que algo con parches sucesivos, por ahí termina con algún tipo de incoherencias. Ese fue el primer llamador. Creo que es mérito del Secretario (de Justicia) Grassi, quien trato de juntar en Comisión gente técnica, no política, por más que había estamentos políticos representados en una especie de segunda mesa. El numero duro de este proyecto fue hecho por gente de distintos lugares, y creo que estuvieron representados todos los estamentos trabajando sobre una experiencia, una realidad. Y siempre buscando, conociendo los problemas presupuestarios de la provincia y la nación, no tanto en lo que hubiese sido lo ideal sino en lo posible. Que de entrar en vigencia pudiera ser aplicado al día después.

 

Dra. María Maldonado: Intentamos modernizar el Código actual, que técnicamente es un Código en el que primaría la oralidad. Entonces nosotros tratamos de profundizar y modernizar de alguna manera las prácticas judiciales, intentando llevar a una plena realidad. Todo esto también teniendo en cuenta que hacía pocos años se había incorporado al Código una Ley de Juicio por Jurados. Esa idea, ese instituto, que técnicamente se lleva adelante únicamente a través de la oralidad, intentamos que empape todo el sistema de justicia y hacer un sistema mucho más cercano a la gente, más cercano a las víctimas, al ciudadano común. Esa fue la idea que rodeo el Código en general. Después técnicamente nosotros revisamos cada instituto y cada artículo en particular. Pero la idea del Código fue priorizar a la víctima, tratar de que tenga una contención integral dentro del marco del proceso penal. De alguna manera la victima siempre fue relegada en los procesos penales. Incorporarla al proceso a través de la información y un acompañamiento integral, y la oralidad como un modo de publicidad de los actos del Poder Judicial, y de acercamiento a la ciudadanía.

 

  • ¿Ayudaría a cambiar, a que no acumulen innumerables fojas en los expedientes?

Dra. María Maldonado: De alguna manera esa es la idea fundamental. El expediente es una herramienta que era útil en otro sistema procesal y que en la actualidad debe ser reemplazado por lo que es la audiencia. Ese encuentro de las partes donde la ciudadanía que tiene interés en el proceso puede asistir, ver trabajar a los jueces, al fiscal, al defensor. Es de alguna manera reemplazar el expediente por una herramienta más moderna, más cercana a la gente, e intentar llevarle a la gente un vocabulario más llano, más accesible para que entienda como funciona la justicia.

 

  • Hoy se realizan muchos “Juicios por Jurados”, ¿la reforma prevé algún cambio para ellos?

Dra. María Maldonado: Celebro que este instituto, que había sido relegado durante tantos años y que está en la Constitución desde que esta se creó, que realmente era una deuda de la República para con el Poder Judicial y para con la ciudadanía, hoy esté funcionando así. Creo que el de nuestra Provincia es muy bueno modelo de Juicio por Jurados.

 

  • ¿Qué es diferente al de otras provincias?

Dra. María Maldonado: Como de alguna manera todo lo que es procedimiento está delegado en las provincias, cada una elige una ley modelo de Juicio por Jurados. La bonaerense creo que es una muy buena ley y no la quisimos tocar. Primero porque es muy nueva, segundo porque es un gran desafío para los operadores. Es un cambio radical en la cultura jurídica, por lo menos la bonaerense. Como es un buen proyecto de ley, y en los primeros tiempos ha funcionado bien, decidimos no tocarlo, porque de profundizarlo podía llegar a traer cierta reticencia que podía llegar a ser contraproducente. Decidimos, y plasmamos en la exposición de motivos cuando se lo presentamos a la Gobernadora y ante la Legislatura, que la Ley de Juicio por Jurados no se tocaba.

 

  • ¿Hay alguna evaluación de cómo se han ido desarrollando los Juicios por Jurados en nuestra Provincia?

Dra. María Maldonado: Nuestra provincia es muy heterogénea. La problemática o la judicialización de los casos no es lo mismo en departamentos judiciales como el de Pilar, donde hay zona de gente de mucho poder adquisitivo, muy marginal y una densidad poblacional muy heterogénea, a lo que es una localidad del Conurbano o Pergamino o Dolores. Entonces las problemáticas ante este instituto también han sido diferentes. En general los resultados son sumamente positivos. Se puede hacer un análisis estadístico, se desarrolla muchas veces con mucha dificultad para juntar los Jurados necesarios para una previa selección de los que formaran el Jurado definitivo. A veces ha habido problemas en departamentos judiciales como Junín o Pergamino, departamentos chicos donde todo el mundo se conoce, entonces juzgarse entre vecinos puede traer cierta resistencia, que son problemáticas desde el sentido común que uno analiza. Pero el saldo es sumamente positivo. Se han hecho encuestas a nivel ciudadanos que han participados como Jurados y han cambiado en casi el 90% la imagen que tienen de la justicia. Imagínense esos porcentajes tan categóricos, la revolución que está trayendo en el sistema.

 

Los Jurados saben poner “peros” al ser elegidos. ¿No sería necesario previamente hacerles comprender la importancia que significa la participación del pueblo a través de ellos?

Dra. María Maldonado: Creo que es un largo camino que estamos haciendo, “camino al andar” como dice la canción. Creo que construye ciudadanía. Creo que falta terminar de instalar el tema, incluso en las escuelas. Generar alguna política pública que instale en todos sus condimentos el sistema de Jurado. Pero paso a paso, ya que vamos transitando el camino de una Constitución (Nacional) que se inició en 1853 con un sistema de Jurados que no se implementaba hasta ahora.

 

  • ¿En qué estado está actualmente el proyecto?

Dr. Nicolás Ceballos: Está en la Legislatura para tratar.

Dra. María Maldonado: aún no ha perdido el Estado parlamentario y eso es lo importante.

 

  • ¿Cómo fue el proceso que culminó con este proyecto de reforma del Código Procesal Penal?

Dr. Ignacio Gallo: Allá por el año 2017 el Ministerio de Justicia impuso la necesidad de reforma del Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires. A partir de esa inquietud convocó una Comisión para poder realizarlo. La misma estuvo integrada por académicos y también por algunos representantes de la justicia como nosotros tres. A su vez participó por el lado de la academia el Dr. Pedro Bertolino, y algunos otros representantes convocados para este proyecto en el que se trabajó durante un año y en el que se asentaron determinadas bases que había fijado el Ministerio. Como consecuencia de eso elaboramos un texto que se presentó en la Legislatura. Nosotros fuimos elegidos por el Ministro de Justicia, pero nuestra participación es específicamente técnica y desde donde viene cada uno, de su función. Había también gente del Ministerio Publico, de Fiscalía, un Defensor de la Matricula, otro Camarista del Consejo de la Magistratura, el Secretario Penal de la Corte de la provincia. Es decir, buscar que todos los que intervienen en un proceso penal participaran de manera técnica en la propuesta.

Dr. Nicolás Ceballos: señalar que estuvo representado el Colegio de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Buenos Aires. Dolores y las 19 departamentales que lo conforman tuvieron una participación activa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *