descarga

Con la citación de cuatro médicos a indagatoria. El deceso de la joven se produjo en septiembre de 2015 en el Hospital San Roque. El caso fue denunciado como “mala praxis”.

Se conoció este fin de semana en forma extraoficial, que han sido llamados a indagatoria cuatro médicos que atendieron a la adolescente de 17 años, Evelyn Baigorria (“Jopito”), quien falleciera en septiembre de 2015 luego de haber estado internada en el Hospital San Roque de nuestra ciudad.

Es de recordar que los padres de la joven fallecida formularon denuncia penal por presunta mala praxis, la que parece ahora entrar en fase de definiciones a partir de las indagatorias formuladas –que podrían no ser las únicas-, como también de testimonios que se tomarían en la Fiscalía nº 3 Departamental donde tramita la causa.

Es de recordar sobre el caso, que “Jopito” Baigorria había ingresado al Hospital San Roque en la noche del 2 de septiembre de 2015 con sintomatología de una dolencia hepática, falleciendo el 11 de ese mismo mes cuando se le realizaban tareas de reanimación.

Los padres de la adolescente denunciaron mala praxis por parte de los profesionales médicos que la habían asistido en el Hospital, considerando que la muerte habría sido consecuencia de una cirugía no realizada pese a haber sido diagnosticada. La denuncia alcanzaba también al profesional que la había asistido al momento del fallecimiento.

Dado las características del caso la autopsia se realizó en la Asesoría Pericial de La Plata, en la que se precisó, que la adolescente había fallecido a causa de un “shock hipovolémico en el contexto de una paciente con descompensación hemodinámica, por fallo hepático fulminante secundario a una hepatopatía de causa clínica no quirúrgica”.

El Fiscal Dr. Diego Torres a fin de avanzar en una investigación que era considerada “muy compleja”, solicitó posteriormente a la autopsia al Instituto de Ciencias Forenses de Lomas de Zamora, dependiente de la Procuración General de la Corte, una pericia para determinar si hubo mala praxis en el caso, atento que la fallecida había ingresado al Hospital con sintomatología hepática y presuntamente no se le habrían realizado los estudios pertinentes para arribar al diagnóstico.

Puntualmente se procura determinar si los profesionales médicos que atendieron a la joven actuaron con imprudencia o impericia, ya que “no se trataba de un caso quirúrgico”, su cuadro no requería de una operación como primariamente se indicó en la denuncia.

Se conoció que el Dr. Torres había recibido el informe requerido, que evaluaba el caso con particular mirada profesional tanto por la familia de la adolescente muerta como por los médicos que estaban involucrados en la denuncia, siendo cauto en brindar información hasta avanzar con indagatorias y testimonios. Ahora se conoció que los médicos imputados serán indagados a partir del próximo 18 de mayo.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario