0223

Miembros de la Asamblea “Salvemos Paradise” hallaron, en una zona balnearia al sur de la ciudad, restos fósiles que pertenecerían a alguna especie de Neoesclerocalyptus. Se trata de un tipo de gliptodonte que vivió durante el Plioceno Tardío en las Pampas y que se extinguió hace unos 10.000 años

Los restos fueron encontrados en una zona de acantilado usualmente cubierta por el mar. Según explicaron desde la Asamblea de vecinos autoconvocados dedicada a preservar el entorno natural del balneario denominado “Paradise” lo que se encontró es “la circunferencia total de la coraza y muchos huesos pertenecientes a distintas partes del cuerpo de un Neoesclerocalyptus, que estaría bastante completo”, lo cual es de gran relevancia científica, a la vez que “hablamos de una especie muy particular dentro de la familia de gliptodontes”, detallaron.

Lo “llamativo” de este hecho, además, agregaron desde la Asamblea, de la que también participan especialistas en Biología y Paleontología es que “se da en el marco del homenaje que recientemente le rendimos a Florentino Ameghino, tras cumplirse 110 años de su paso por esta zona, donde estudió los yacimientos paleontológicos locales marcando una gran influencia en el avance de la paleontología de la Región Pampeana”.

En tanto, la Asamblea “Salvemos Paradise” se comunicó con el Centro de Registro Arqueológico y Paleontológico, dependiente del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, quienes han derivado la tarea de extracción y estudio al equipo de investigadores del Museo “Lorenzo Scaglia”.

Las playas de Chapadmalal son reconocidas dada la particularidad de sus barrancas, que muestran un registro geológico y paleontológico de más de 4,5 millones de años. Por tal motivo, toda la línea de barrancas que se extienden entre “Los Acantilados” y “Las brusquitas” comprende un yacimiento paleontológico excepcional, protegido por leyes y ordenanzas que impiden su destrucción o alteración; informó 0223.

Noticias Relacionadas

Deja un comentario