Edificio Tribunales

Fue rechazado por referirse a hechos que habrían pasado y no eran actuales, aunque recomendándose a la Jefatura Departamental de Policía el cumplimiento de la ley, particularmente la prohibición de alojar menores en Dependencias policiales.

 

 

Un fallo de la Cámara Penal de Dolores confirmó el rechazo de un “Habeas Corpus Colectivo” presentado a raíz de presuntas detenciones ilegales de menores en Comisarías de la Costa Atlántica, jurisdicción de la Jefatura Departamental Dolores.

Dicho Habeas Corpus había sido presentado por el Dr. Rodrigo Pomares, Director del Programa Justicia y Seguridad Democrática de la Comisión Provincial por la Memoria, siendo el mismo rechazado por el Juez subrogante del Juzgado de Garantías del Joven, y apelado por el primero y por el Defensor del Fuero Juvenil.
La presentación tenía “carácter preventivo”, ante la “amenaza actual e inminente y potencial que padecen los niños, niñas y adolescentes que viven o transitan en la jurisdicción de la Región Atlántica, como consecuencia de procedimientos y prácticas ilegales y arbitrarias realizadas por funcionarios policiales”.

Sobre tales prácticas se puntualizaba, que configuraban “restricciones ilegales, ilegitimas y/o arbitrarias que incluyen detenciones, aprehensiones, demoras y eventuales traslados a dependencias policiales, mediante la utilización de figuras legales e incompatibles con el Sistema de Protección y Promoción de los Derechos del Niño…”.

El apelante indicó que ese tipo de hechos habían sido constatados en el marco de tareas de monitoreo llevadas a cabo en toda la provincia, citando especialmente lo verificado en la Comisaría 1° de La Costa (Santa Teresita), donde al examinar el Libro de Detenidos menores habían determinado que habían 64 detenciones entre los meses de enero y agosto (2017) sin registrarse por qué motivo, resaltando el abogado haber tomado conocimiento que la Policía utilizaba como practica controles donde detenían recurrentemente a personas, incluso en algunos casos trasladando a “Niños, Niñas y Adolescentes” a dependencias policiales.

Por eso tanto el Dr. Pomares como el Defensor del Fuero del Joven, solicitaron que se revocara la decisión del Juez de Garantías y se conminara al Ministerio de Seguridad para que las dependencias del área cesaran en dichas prácticas.

Los Jueces de Cámara al resolver confirmaron el rechazo del Habeas Corpus, evaluando que los hechos denunciados no eran recientes,  recomendando al propio tiempo a la policía el cumplimiento de lo normado en la Ley 13.482 (Orgánica de la Policía Bonaerense), donde se enumeran las facultades que tiene la policía para “limitar la libertad de las personas”, que de realizarse una detención esta debe ser inmediatamente notificada a la autoridad judicial competente (plazo que no podrá exceder las doce horas). Que además debe comunicarse en forma inmediata a un familiar o allegado esa detención y el lugar donde este se “halle en cada momento”, etc. Que asimismo esa norma “prohíbe el alojamiento de menores en dependencias policiales”.

Finalmente los Dres. Sotelo y Defelitto al propio tiempo que rechazaron la apelación, “teniendo especialmente en cuenta la cercanía de la temporada estival y a fin de evitar reiteración situaciones como la planteada, resolvieron remitir a la Jefatura Departamental de Policía copia de ambas sentencias, con “expreso recordatorio de la normativa a aplicar en caso de demora de menores de edad a todas las Comisarias que integran el Departamento Judicial”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *