Sebastian Lamacchia

El dolorense está jugando desde 2019 en el país europeo, uno de los más afectados por la pandemia del coronavirus.

 

El futbolista dolorense Sebastián Lamacchia – categoría 1986 -, ex Social en Dolores y con un extenso paso por el   fútbol del ascenso (Atlas, Deportivo Morón, Sportivo Italiano, Platense, Estudiantes de Caseros, Deportivo Riestra) hablo de su llegada al futbol Italiano en 2018 y de este presente deportivo y social tras la pandemia de coronavirus que afecta al país.

“La realidad es que pase por una operación difícil en la columna en 2018, arranque con molestias 3 meses antes de que finalice mi contrato con Riestra y en abril los dolores aumentaron muchísimo. Pase por un bloqueo en quirófano que no sirvió de nada y ya después encare la cirugía. A todo esto desde el club dudaban de mi lesión, el torneo de 2018 termino en mayo y recuerdo que entrene como pude hasta el último día, pensando que estos dolores tenían una solución más sencilla y no era grave.

¿Lo que contas no fue fácil?

No. Una vez programada la cirugía la opción de seguir y firmar contrato estuvo, hable con Sergio Marchi y la gente del gremio, que me trataron bárbaro, también mi representante me aconsejaba firmar para tener un respaldo legal, y al recuperarme quizás volver a jugar. Pero la voluntad de algunas personas fue lamentable, muchos peros, muchas charlas negativas, y al menos conseguí que me paguen una parte de mi contrato real hasta el mes de diciembre y ya rompí el lazo con ellos en 2019. Decidí esto porque sentí que me la tenía que bancar solo, con mi familia, y estar tranquilo, no me importaba estar en un club, me considero una persona educada y honesta y de palabra… Lo mío son los hechos, así que cuando me rodea la mierda como estaba por suceder prefiero alejarme y estar solo, ocuparme de mi salud y mi paz mental. A pesar de todo esto conocí en el club gente inquebrantable y trasparente con la que continuo en contacto, en el futbol nos conocemos bien todos, es un circulo chico.

¿Y cómo llega Italia?

Italia aparece después de una larga rehabilitación y de meses de entrenamiento y mucho fútbol con amigos y tratamiento con   profesionales de la salud. Incluso en junio de 2019 hice la pretemporada con Brown de Puerto Madryn en perfectas condiciones, por algún motivo no me quisieron, pero sirvió y fue una prueba clave para saber cómo estaba mi columna. Todo salió bárbaro, estuve siempre bien rodeado, me ayudaron muchísimo. Yo sabía que iba a seguir siendo futbolista, estaba fuerte de nuevo. En el mes de agosto hablando con un ex compañero de Platense que juega acá en Italia, me dijo que me iba a poner en contacto con su representante, hable por teléfono y de un día para el otro tuve que viajar, compre el pasaje y me fui, así de rápido todo y sorpresivo. Era mi chance.

¿Te has puesto a pensar todo lo que has hecho en el fútbol argentino?

Estando ya fuera del fútbol argentino me di cuenta de que pasaron 12 años de futbol de ascenso, donde pude conocer canchas de casi todas las categorías, desde la Primera D, hasta algunas del Nacional B…que fue lo máximo en mi camino por el ascenso, ese ultimo escalón gracias a Deportivo Riestra. Pero me queda mucho más por recorrer ahora en Italia y trabajo para lograrlo. No lo creo aun a esto de jugar tantos años y pasar por varios clubes, haber llegado al futbol profesional, que va más allá de la categoría, juego en otra posición, pero soy el de siempre, compito de la misma forma que lo hice en la Liga de Dolores, sume otros cuidados, pero la pasión es la misma. Es un camino largo que hice junto a mi familia…pero todavía me queda resto, ganas y estoy en condiciones para seguir compitiendo.

¿Como fue tu llegada, donde y como se ha dado todo?

Llegue primero a Sicilia en agosto 2018, a la ciudad de Pozzallo, no entendía nada, era un mundo nuevo en todo sentido, estaba solo y necesitando demostrarme que yo podía, que el futbol seguía y debía demostrar que clase de jugador llamaron siendo un total desconocido. Linda experiencia en el club A.S.D Pozzallo, muy buena gente, todo más familiar y quizás más amateur, pero la pasión igual que en Serie A. Después en diciembre cambie de club y de isla, vine para Sardegnna a la ciudad de Iglesias, el equipo de llama FC Monteponi Iglesias…es un club con historia en la Serie C, hoy jugando dos categorías más abajo, pero tiene un estadio e instalaciones como las que solía frecuentar en la B metropolitana Argentina, hay muy buen nivel en todo sentido, es un equipo que necesita un ascenso y pienso que lo va a lograr. La ciudad me encanta, es Dolores pero con montañas y paisajes lindos de ver, la gente muy amable, me siento bien acá, en paz sobretodo.

¿Contame un día a día en el club, con tus compañeros, como es la ciudad y la relación con tus compañeros, si hay argentinos?

En el equipo hay 6 jugadores de la ciudad, el resto viene de ciudades vecinas, los chicos trabajan todos, en mi caso mi vida es el gimnasio, entrenar en el club, estudiar un poco (no mucho) compartir mucho con mis compañeros ya que con cada charla voy aprendiendo mas de este nuevo idioma para mí. La ciudad, al ser chica, me permite ir caminando a todos lados, es un lugar muy lindo de verdad, todos los días aprendes algo. Soy el único argentino, hay un brasilero y un senegalés, es una experiencia barbará para mi, poder hacer lo que me gusta, en un país como este y aprendiendo otro idioma y sabiendo que mi familia está contenta, no puedo quejarme de nada.

 

¿Con esto de la pandemia del Coronavirus como se ha vivido en Italia, como continua todo?

Es un problema grave, por suerte la solución está en cada una de las personas y ahora si estamos siendo muy responsables, quizá la primer semana no fue tan así y la consecuencia fue la expansión del virus, pero ahora el ánimo cambio, se lo está combatiendo con fuerza y ya sabemos a qué nos enfrentamos, hay que ser paciente, vamos a salir de esto y seguro a retomar la vida con normalidad. Por eso espero y deseo que Argentina tome decisiones estrictas, más a fondo de las que se han tomado, para que no suceda lo que paso acá, depende de cada uno de ustedes. No hay que ser blando en temas de salud, no debe haber grises, esta la salud en juego.

¿Estás en permanente contacto con tu familia en Dolores que se habla de esto?

Hablo muy seguido con ellos, están siendo responsables como yo, cada uno debe aportar desde su lugar, acá vamos más de 10 días y esta cuarentena termina el 3 de abril…así que si a los argentinos les pidieron que se guarden solo 15 días, deberían hacerlo, no hay opción, no es joda, hay que cuidar a Dolores.

 

Ezequiel Suárez

 

 

Deja un comentario