Un joven de 20 años, fue a realizar la verificación policial a un vehículo Fiat Duna, pero cuando el Perito Verificador realizó la inspección, detectó que las patentes no eran originales y la documentación presentada era apócrifa. Además de no poseer grabado de autopartes, ni stickers de seguridad, como tampoco el grabado en los cristales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *