Personas privadas de libertad de la Cárcel de Dolores donaron su mano de obra y confeccionaron una Casita de Juegos requerida por la ONG “Sumando Eco”.

La experiencia solidaria la efectuaron internos de la Unidad 6 del Servicio Penitenciario Bonaerense, los que fueron capacitados en el taller de carpintería y se enmarcó en el Programa “Más Trabajo, menos Reincidencia”, que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires.

Inés Fernández fue la encargada de recibir la donación en representación de esta entidad y manifestó que será destinada para los niños que asisten al Merendero “Mis dos Angelitos”, ubicado en la calle Washington al 1800, casa 1.

La labor fue coordinada a través de la Subdirección General de Trabajo Penitenciario, un organismo que permite identificar y cubrir necesidades a través de la ayuda mutua, ofreciendo la mano de obra a instituciones sin fines de lucro como en este caso.

El Director de la Unidad 6, Marcelo Banega y el Subdirector de Asistencia y Tratamiento, Gustavo Andrade, avalan e impulsan estas actividades que generan articulación continua con instituciones de la sociedad y a la par, permiten la formación en oficios para los internos.

La entrega fue fiscalizada por la Coordinadora de Inclusión Sociolaboral de la Unidad 6, Cecilia Parodi y el Coordinador del Área de Formación Técnica y Oficios, José Passone.

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *