A fines del año pasado en el Archivo Municipal, la SADE filial Dolores cerró el ciclo 2019 del Café literario.

Según lo previsto, la reunión comenzó con la referencia al poeta chileno Vicente Huidobro (Santiago, 1893 – Cartagena, 1948).

Se difundió información biográfica del sitio Memoria chilena, elaborado por la Biblioteca Nacional de Chile:

En 1910 inició estudios de literatura que no completó, en el antiguo Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile.

Los críticos diferencian cuatro etapas en su obra. La primera, considerada un período de aprendizaje poético, está ejemplificada por los cuatro libros publicados antes de que el autor cumpliera los 21 años: Canciones en la noche, La gruta del silencio, Las pagodas ocultas y Pasando y pasando. La segunda, denominada vanguardia heroica, remite a su estadía en París y empieza con la publicación de El espejo de agua (1916), obra en la que comenzó a desplegar su teoría creacionista. La tercera coincide con la edición de textos fundamentales como la novela Mío Cid Campeador. Hazaña (1929) y los poemarios Altazor  y Temblor de cielo, ambos de 1931, en los que cristalizó el creacionismo. La cuarta corresponde a la década de 1930, cuando se afilió al Partido Comunista de Chile, apoyó la causa republicana española y antifascista y desarrolló una estética que intentaba conciliar la autonomía de la obra literaria y la función social de la literatura, proponiendo un creacionismo de carácter antropológico y humanista.

A lo largo del encuentro, se leyeron los siguientes poemas: La poesía, Arte poética; Capilla aldeana; Pasión, pasión, muerte; El paso del retorno; Soneto; Ella y El célebre océano.

A continuación se abrió un paréntesis para compartir el café.

Se abordó luego, la otra escritora escogida. Se trata de la narradora y ensayista estadounidense Siri Hustvedt (Minessota, 1955). Es licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Columbia. Entre sus novelas pueden citarse: Leer para ti (1982); Los ojos vendados (1992; Seix Barral, 2018), Premio de la Crítica Internacional en el Festival de Cine de Berlín por su adaptación cinematográfica; Todo cuanto amé (2003); Elegía para un americano (2008); El verano sin hombres (2011); Recuerdos del futuro (2019) y entre sus libros de ensayos: Vivir, pensar, mirar (2012) y La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres (2017). Recibió en 2019 el Premio Princesa de Asturias de las Letras.

Se comentaron y leyeron fragmentos de: Recuerdos del futuro (autobiografía novelada), de Los ojos vendados (novela protagonizada por Iris Vegan, estudiante de Literatura de la Universidad de Columbia, quien se busca a sí misma en la ciudad de Nueva York), de El juego, los pensamientos en estado salvaje y el sótano de una novela y ¿Por qué Goya?  (ambos ensayos extraídos de Vivir, pensar, mirar).

El encuentro se cerró con un brindis.

…”Una novela es un camaleón, en ello radica su gloria como género. Puede convertirse en un monstruo enorme y torpe o en un duendecillo esbelto y veloz. Puede incorporar en ella todo o dejar fuera muchas cosas. Puede ser Tolstói y puede ser Beckett. No existen reglas para escribir novelas”…

El juego, los pensamientos en estado salvaje y el sótano de una novela (Vivir, pensar, mirar) Siri Hustvedt.

Deja un comentario