El Fiscal Federal de Dolores, Juan Pablo Curi, le solicitó al juez que interviene en el Caso D´Alessio que certifique la existencia de una investigación para determinar en que circunstancias se produjo la muerte del imputado Carlos Liñani y que, en tal caso, requiera acceder a la información que pueda ser de interés para el expediente en el que se investigan maniobras de extorsión y espionaje ilegal.

Liñani fue encontrado muerto el martes en su departamento del barrio porteño de Palermo, donde la puerta estaba cerrada con las llaves colocadas en la cerradura del lado de adentro, las ventadas selladas con cinta adhesiva y la llave de gas abierta.

Mientras que la fiscalía que investiga el deceso se llevó además cartas que le habría escrito a sus familiares y allegados.

«Luego de haber tomado conocimiento, a través de publicaciones periodísticas correspondientes a diversos medios de comunicación, sobre el presunto fallecimiento de uno de los imputados en los actuados de referencia, Carlos Alberto Liñani, vengo por el presente a solicitar a V.S. tenga a bien ordenar que se efectúen las certificaciones de rigor en miras a determinar si se inició investigación alguna respecto a ese suceso», sostuvo el fiscal Curi en el escrito que le presentó al juez federal interino de Dolores, Martín Bava.

Liñani, de 48 años, se encontraba procesado por «asociación ilícita dedicada al espionaje ilegal y contraria a las previsiones de la Ley Nacional de Inteligencia, extorsión en grado de tentativa y tráfico de influencias» en el marco de la causa que tiene como principal acusado al detenido falso abogado Marcelo Sebastián D´Alessio .

Empresario aduanero, y exempleado de Aduana, Liñani fue procesado por el intento de extorsión del ex colaborador de Cristina Fernández de Kirchner, Pablo Erasmo Barreiro, y de distintos empresarios.

A Barreiro le había exigido sumas de dinero para garantizarle que no iría a la cárcel en el marco de la denominada causa de los Cuadernos por la cual había sido detenido su padre, Ricardo Barreiro.

En Comodoro Py, en paralelo, tenía procesamiento confirmado por la Cámara Federal porteña por «defraudación» a raíz de invocar falsamente un supuesto vínculo con uno de los fiscales de la causa de los Cuadernos, Carlos Rívolo.

El fiscal de Dolores le pidió al juez del Caso D´Alessio que de confirmar la muerte de Liñani «sería útil y pertinente que se requiera a la autoridad judicial interviniente -posiblemente el Fiscal Adrián Pérés, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N° 46- que informe sí, en el marco de dicha pesquisa, se recolectó algún dato, efecto y/o documento que pudiera revestir interés para la consecución de los presentes actuados, en cuyo caso se remitan copias y/o alguna certificación al respecto».

Además, el fiscal solicitó que «de corroborarse lo publicado en los medios de comunicación y que la persona mencionada coincide con aquella que se encuentra imputada en este expediente, sugiero a V.S. que solicite la respectiva partida de defunción para que, de corresponder, se declare extinguida la acción penal a su respecto en los términos del art. 59 inc. 1° del Código Penal y 336 inc. 1° del Código Procesal Penal de la Nación»; informó Télam.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *