El dolorense Silvio Vitarella fue elegido como “Consejero” del Consulado Italiano en La Plata, a quien consultamos y nos decía: “El 16 de diciembre asumí como Consejero (consigliere) del Com. it. Es. (Comitato degli italiani all’estero) de la circunscripción consular de La   Plata. Los Comités son organismos creados por una ley italiana y tienen como objetivo y función representar a los ciudadanos italianos ante el consulado, por ello no somos parte del consulado. Entré representando al MAIE (Movimento Associativo Italiani all’Estero) y ganamos por amplia mayoría, logrando poner al presidente del Com. It. Es., el Dr. Juan Martin De Luca”.

 

  • ¿Cuál es la diferencia de elección con los miembros del Consulado?

El Consulado es otra cosa, forma parte de la red diplomática italiana que depende del Ministerio de Relaciones Exteriores (cancillería) italiana. El personal y funcionarios de los Consulados son designados por el gobierno italiano. Los empleados son designados o concursan sus cargos. Nosotros somos elegidos por votación de aquellos ciudadanos italianos que viven en el territorio.

 

  • ¿Qué ha podido averiguar de la historia de sus antepasados en Italia?

El camino para llegar a este lugar empezó como el de todo descendiente de inmigrantes, solicitando el reconocimiento de la ciudadanía italiana ante el Consulado de La Plata. Aunque ya con doce años había empezado a dibujar mi árbol genealógico, y junto con otros parientes, teníamos bien clara toda la línea sucesoria y dónde había nacido y vivido mi bisabuelo. Una vez que obtuve la ciudadanía italiana empecé a conocer este mundo de la italianidad, y con el tiempo me contactaron del MAIE (movimiento de italianos en el exterior) para que fuera candidato a representar a los ítalo-argentinos que viven en la circunscripción consular de La Plata.

 

  • ¿Visitó o querría visitar los lugares familiares en Europa?

Me encantaría poder visitar el pueblo donde nació mi bisabuelo y conocer de dónde vienen muchas de las tradiciones que siguen vigentes en la cultura argentina. Por la historia mundial sabemos que Italia tuvo una seguidilla de momentos difíciles, sobre todo antes de la unificación del país y luego con las guerras mundiales. Sin dudas esos procesos marcaron la vida de tantos italianos que decidieron dejar todo y venirse para acá. Sin dudas ir a pisar ese suelo puede ayudar a entender ese momento.

 

  • ¿Tiene contacto con las sociedades italianas en Dolores? ¿Se pierde la tradición de integrarlas o se renueva?

La situación de las sociedades locales es difícil. Yo formo parte de la Sociedad Italia, aunque está prácticamente inactiva. Un lindo desafío sería, primero, unificar a las sociedades italianas de Dolores, Italia es una, los dolorenses tenemos que hacer lo mismo. Y luego, reactivarlas renovando el contrato social. En su momento nacieron porque los italianos inmigrantes, necesitaban una red de contención ante los problemas del desarraigo. Para socorrerse entre ellos. Ahora, los tiempos cambiaron, las necesidades de los ítalo argentinos son otras. Enseñanza del idioma italiano, eventos culturales (música y teatro), gastronómicos, gestión de becas.

 

  • ¿Cómo se lleva con el idioma italiano?

Las reuniones de los Comités son en italiano, y si bien no lo hablo como un nativo, soy capaz de entender y expresar lo que necesite en italiano. A partir de esta función nueva, estoy decidido a perfeccionarlo. Lo aprendí de forma autodidacta con aplicaciones como Duolingo y mirando mucho cine que es algo que me gusta.

 

  • ¿Su condición de rotario ayuda con los vínculos?

Mi condición de rotario me ayudó con la votación, ya que no solo me votaron mis vecinos de Dolores, a los cuales agradezco mucho, si no, otros de otras ciudades que me conocían por ser amigos en Rotary. Fundamentalmente lo que me enseñó Rotary es lo importante de estar conectado y la magia que tiene la internacionalidad. Yo estoy seguro de que lo que aprendí con Rotary me va a servir para proponer proyectos de intercambios culturales y económicos ante el Comites.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *