Este martes 27 de octubre el Club Social cumple setenta y cinco años de vida, por lo que entrevistamos a su Presidente, señor Martín Arrechea, para que nos contara del aniversario, de qué representa la Institución para Dolores, como también sobre cómo desarrollan las actividades en medio de la situación de pandemia.

Arrechea comenzaba diciendo que “el Club se encuentra muy sólido institucional y económicamente, a pesar de la pandemia que nos ha afectado como a todas las instituciones de nuestra localidad y del país. Lamentablemente no podemos encarar este aniversario como nos hubiera gustado, pero juntaremos ganas para cuando se pueda festejar”.

 

  • ¿Qué actividades realizará en el marco de los festejos?

Todas las que la virtualidad nos permita, que a la sazón no son demasiadas. La gente de prensa del Club ha armado entrevistas a ex presidentes y socios, y que saldrán a través de las redes a la brevedad. Hay que tener en cuenta que ni siquiera hemos podido realizar la Asamblea General Ordinaria Anual a causa del COVID 19. La idea es poder festejar no bien salgamos del aislamiento.

 

  • ¿De qué manera llevan la pandemia en las distintas disciplinas y actividades?

Estamos con las actividades que nos permite el Municipio abrir, con protocolos. Hoy por hoy es el bar, el tenis, paddle. Hemos pedido autorización para realizar actividades recreativas al aire libre en nuestro campo de deportes con el sistema de burbujas y con ciertas limitaciones -vestuarios, restaurante y ambientes cerrados sin habilitar-, pero aún no hemos tenido respuesta para poder iniciarlas. Se ha aprovechado este tiempo para poner en valor el edificio de la sede social, dada la escasa o casi nula afluencia de asociados por la pandemia. También hemos encarado obras de iluminación y nuevas instalaciones en el campo de deportes, preparándonos para una temporada de verano que con algunas restricciones confiamos en que va a ser un éxito como todos los años.

 

  • ¿Cuáles son los objetivos a corto y mediano plazo?

Toda la planificación que teníamos cuando arrancamos la gestión ha sido trastocada por la cuarentena, pero somos optimistas en que vamos a poder seguir engrandeciendo el Club. Como objetivo de corto es ir retomando las actividades pausadas. De mediano y largo, dadas los inconvenientes mencionados y las vicisitudes económicas de nuestro país se hace más difícil visualizar su cumplimiento, pero seguimos con la zanahoria de la cancha de césped sintético, y dejar aunque sea planteado y ejecutado en su primera etapa el polideportivo cubierto en el predio.

 

  • ¿Cómo definiría a Social como Institución?

El Club cumple 75 años pero sus raíces -la fusión entre el Club Unión y el Club Independiente- vienen de mucho antes, allá por el año 1868. Es una Institución que ha sabido amoldarse a los tiempos y que pudo transformarse de una organización de 500 asociados allá por los 80/90, a una de casi 2500 socios hoy día. Es sin duda el Club con mayor crecimiento social y estructural no solamente de la ciudad, sino también de la región.

 

  • ¿Cómo y cuándo nace su vínculo con Club?

En lo personal desde la niñez, la adolescencia. El Club era el lugar de encuentro natural por las tardes y los fines de semana. Luego la dirigencia tuvo la brillante idea de hacer el campo de deportes y ahí he pasado los veranos de mi adolescencia y juventud. Luego de terminar los estudios y volver a la ciudad, era el lugar de disfrute de la familia, lo sigue siendo para mis hijos, que lo viven intensamente, ya sea representando los colores del Club en el fútbol o simplemente pasando las tardes de verano con sus amigos. Yo he estado vinculado en distintas comisiones y subcomisiones en los años 1998 a 2000, luego, desde el año 2011 hasta la fecha en forma casi ininterrumpida, teniendo en la actualidad el honor de llevar adelante la Institución junto con un grupo de colaboradores que se encuentran altamente identificados con el Club y que le brindan su tiempo y amor diariamente.

 

  • ¿Qué mensaje desea enviar a los socios en este aniversario?

A los socios agradecerles el acompañamiento, pedirles que tengan paciencia con la pandemia y que se cuiden, a fin de que podamos seguir todos disfrutando de las bondades y servicios de nuestro Club. Y que los esperamos, si Dios quiere, en la sede y en el Predio muy pronto, para seguir disfrutando de esta, nuestra segunda casa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *