Tras la crítica de intendentes de Juntos por el Cambio que salieron a pedir que se haga de manera “más equitativa” el reparto de fondos, desde el Gobierno de Axel Kicillof salieron al cruce, recordaron los cuatro años de la gestión de María Eugenia Vidal y le reclamaron a los alcaldes que no hagan “politiquería”.

La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, fue la encargada de rechazar las críticas sobre el reparto de fondos hacia los municipios, y planteó que es “despreciable” y “un acto de cinismo” que los intendentes de Juntos por el Cambio “encuentren una oportunidad para hacer politiquería baja cuando tuvieron el soporte de la provincia todos los meses”.

García desestimó este viernes que exista un reparto discrecional a las comunas y sostuvo que le enoja “que se mienta”. En ese sentido, recordó que “en la gestión anterior, salvo el primer año, los intendentes de cualquier signo político que no fuera el de María Eugenia Vidal fueron absolutamente discriminados” y apuntó que “hubo una predilección por la atención en seguridad y obra pública” para jefes comunales de Cambiemos.

En el mismo sentido se pronunció el ministro de Obras Públicas, Agustín Simone, quien aseguró que celebra que “ahora” la oposición se ocupe de la “equidad” porque “en los cuatro años” del gobierno de Cambiemos “no lo hicieron”. Según dijo, de acuerdo a un análisis de la inversión en obra pública per cápita en aquel período, “los municipios peronistas recibieron un promedio aproximado de $1.600 y los de Cambiemos, $5.000”.

Simone dijo que el reparto de obras por municipio “es similar” a lo que hubiese dado si se hubiese repartido por CUD, el Coeficiente Único de Distribución que combina variables y se usa para distribuir la coparticipación a las comunas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *