Mientras el Intendente Camilo Etchevarren se desentiende del problema, culpando al gobierno nacional y provincial y a familias en completo estado de indigencia, el basural a cielo abierto del Canal 9 contamina todo.

Ayer en la Escuela Agropecuaria el humo no permitía hacer nada con normalidad. Lógicamente lo mismo sucede con la Escuela N° 14 que está enfrente. Y en toda la zona, incluyendo la ruta, con el peligro que eso conlleva.

¿Qué respuesta ha dado la Gestión Municipal en estos 14 años y medio?

Desde que asumieron el basurero creció exponencialmente, y por si fuera poco todos los años se incendia varias veces, provocando infinidad de trastornos y dañando la calidad de vida de toda la población.

Etchevarren, en lugar de facilitarle a los Bomberos las máquinas y el personal necesarios para remover y apagar el fuego que permanece bajo tierra hace años, sale en medios “amigos” a culpar a los demás, su especialidad.

El basural del Canal 9 fue una Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos que funcionaba. En vez de recuperarla, cuando asumió en diciembre de 2007 este Intendente decidió convertirla en el vertedero de basura más grande de la región. Y cuando el problema nos tapa a todos, se lava las manos culpando a familias que viven de la basura (¿y Acción Social qué ha hecho al respecto todo este tiempo?, a los vecinos que no separan los residuos, y a los gobierno de provincia y nación (la Coparticipación llega en tiempo y forma, la nación le pago la mitad de los sueldos municipales en pandemia, y la provincia además de mandarle asfalto y todo tipo de obras le ofreció también en pandemia un hospital modular. De casi 70 que ofrecieron a ciudades de la provincia, el único intendente que lo rechazo fue Etchevarren).

Y si vamos al presupuesto, hay que mencionar que Medioambiente no tiene sitio en las prioridades de esta gestión, salvo en la cartelería y el slogan “Ciudad Verde”.

Desde que asumió, la gestión no ha parado de aumentar las tasas un promedio de 40% o más, cuando hay crisis y cuando no había. Dolores recibe una jugosa Coparticipación comparada con ciudades de la región. Solucionar el tema de la basura y la contaminación es una cuestión de decisión política y prioridades.

El anuncio de una nueva Planta de Residuos se prolongó por casi una década. Tardo 12 años en hacerla. Y cuando la hizo resulta que es pequeña para la cantidad de residuos que produce la ciudad. Sumado al presupuesto, que es poquísimo ya que la mayoría se destina a las Termas y a los sueldos de los cada vez mejor pagos y más numerosos funcionarios municipales.

Hoy que el basural del Canal 9 arde nuevamente, y que el humo y la contaminación que produce deterioran nuestra calidad de vida y nos señalan como una ciudad insalubre que se percibe desde la ruta… queda clarísimo que cuidar el ambiente jamás fue prioridad para este intendente y su gobierno.

Los vecinos y vecinas se manifiestan, en la calle, en redes sociales, por medio de ONG’s ejerciendo presión social para que la gestión se enfoque en cuidar y sanear la ciudad. La respuesta de Etchevarren es la de siempre: yo no fui, la culpa es de la crisis.

En todas las escuelas de Dolores se tendría que enseñar el Presupuesto Municipal y el destino de cada centavo. Para que las nuevas generaciones vean y sepan cuáles son las prioridades.

Es el momento de cambiar la política del slogan y el cartel photoshopeado, por conciencia ciudadana.

Sebastián Cretón

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *