seior

Así lo resolvió el Juzgado Civil y Comercial nº 1 Departamental, disponiendo que el Municipio se abstenga de realizar acciones que importen turbación de la posesión detentada por el demandante. También mantuvo “la prohibición de innovar en el estado material del predio”, resolviendo que las costas del juicio deban ser pagadas por la Municipalidad en su condición de vencida.

 

En un fallo dictado el pasado viernes por la Dra. Alicia Mendes de Macchi, titular del Juzgado Civil y Comercial nº 1 Departamental, se resolvió hacer lugar al interdicto de retener la posesión que promoviera José Feliciano Salinas contra la Municipalidad de Dolores, disponiendo la Juez que el Municipio se abstenga de realizar acciones que turben la posesión detentada por aquél.

El litigio se inició el año, pasado tras el anuncio del Intendente Camilo Etchevarren que en una fracción de tierra (2 manzanas) ubicadas en calle Pistarini y Pieres entre Juncal, Hernández y Stella Maris, se levantaría un plan de 70 viviendas.

Con el patrocinio de la Dra. Milena Suárez el poseedor de dicho terreno efectuó la demanda contra el Municipio, sosteniendo que la misma estaba avalada en los derechos de posesión que detentaba su padre por más de 70 años, y que él había proseguido de manera ininterrumpida y pacífica en la precaria casa allí existente, indicando al propio tiempo, que se había negado a que personal del Municipio tomara medidas del terreno y alambrara el predio.

Consignó además como antecedente, la denuncia penal efectuada en noviembre de 2011 contra la Asesora Letrada Mariana Etchevarren y quien era por entonces Director de Obras Públicas, Andrés Cretón, ambos imputados de “abuso de autoridad, usurpación de propiedad y daño”, como también contra el contratista Ricardo Díaz (imputado de “daño y usurpación de propiedad”), quienes habían ingresado al predio y tirado abajo la casilla dónde vivía.

Al iniciar la acción civil Salinas sostuvo que era víctima de actos de turbación de su posesión, considerando encontrarse ante un inminente despojo de su legítima posesión por parte de la Municipalidad.

Al contestar la demanda la Comuna, sostuvo que la acción estaba prescripta al momento de interponerla, negó los hechos ocurridos, afirmó que era titular de dominio del inmueble y que había llevado a cabo innumerables actos posesorios con anterioridad a la presentación de Salinas, resaltando que éste nunca había vivido allí, que la denuncia penal efectuada en 2011 la había efectuado intentado generar un derecho que carecía.

La Dra. Mendes de Machi al analizar el caso precisó, que los hechos acaecidos en noviembre de 2011 sólo habían sido mencionados a titulo de antecedente, que los turbatorios de la posesión e indicativos de un presunto despojo habían ocurrido entre junio- agosto de 2016, por lo tanto no se encontraba prescripta ni había caducado la acción acorde lo establecido en el nuevo Código Civil y Comercial.

Por otra parte la Juez indicó que más allá que la mayoría de los testigos habían sido empleados municipales, tenía por acreditada la existencia de actos amenazantes de turbación de la posesión por parte de funcionarios del Municipio y personal del mismo, quienes había realizado apertura de calles en el predio. También consideró probada la existencia de la precaria casita, según surgía de las constancias obrantes en la investigación penal.

Asimismo precisó, que en el juicio no se discutía quien era el dueño del predio ni quien tenía derecho a poseerlo, sino quien detentaba la posesión, situación que conllevaba la imposibilidad de privarlo de ello mediante el uso de la fuerza.

Por otra parte resaltó, que en la audiencia de conciliación la Municipalidad había ofrecido al demandante otorgarle una de las viviendas a levantarse en el predio que ocupaba, propuesta que se había visto frustrada por el pedido que a dicha oferta se le adicionara una suma varias veces millonaria.

Por ello la Juez consideró que el interdicto debía prosperar, “sin perjuicio de las acciones que las partes vieran corresponda a efectos de determinar la propiedad y, consecuentemente el derecho a detentar la posesión de la porción de tierra en litigio”.

Finalmente la Dra. Mendes de Macchi resolvió hacer lugar al interdicto de retener la posesión promovido  por José Feliciano Salinas contra la Municipalidad de Dolores, disponiendo que se abstenga el Municipio de realizar acciones que importen turbación de la posesión detentaba por el accionante, sin perjuicio de la continuación en tareas de limpieza y recolección de residuos que le son propias, “pero sin invadir o turbar su posesión”. Asimismo dispuso mantener “la prohibición de innovar en el estado material del predio”, fijando que las costas deban ser pagadas por demandada en su condición de vencida.

Deja un comentario