Pepo

Como en algunos medios parte interesada dejó trascender. Lo que podría lograr el imputado sería una “morigeración” a su detención, pero ello después de una audiencia con participación de las partes, donde estas expresarán argumentaciones a favor y en contra. 

 

Por estos días algunos medios se hicieron eco de las declaraciones de una persona cercana a Rubén Darío Castiñeiras (“El Pepo”) deslizando como una posibilidad cierta que recuperaría su libertad en 15 días, lo que fue puntualmente desmentido ayer a este Diario por fuentes judiciales consultadas.

Es de recordar que el cantante de cumbias permanece detenido desde el 20 de julio pasado, tras protagonizar el fatal accidente a la altura del kilómetro 8,500 de la Ruta 63 con la camioneta Honda CR-V que conducía, a cuya consecuencia fallecieran dos personas y una tercera sufriera heridas de carácter grave.

Que el pasado 23 de agosto el Juez de Garantías Dr. Christian Gasquet dictó su “prisión preventiva”, por el delito que calificó como “Homicidio culposo doblemente agravado por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de un vehículo con motor y por ser más de una la víctimas fatales y Lesiones culposas doblemente agravada por el carácter grave de las lesiones”, disponiendo al propio tiempo su alojamiento en una Unidad Penitenciaría de la Provincia.

Si bien el delito es culposo, los antecedentes penales del cantante tuvieron relevancia -atento la ley- para que se mantuviera su detención, evidenciándose desde un primer momento la puja procesal y mediática entre la defensa y el particular damnificado, la primera para lograr que se le otorgara prisión domiciliaria y la segunda para que permanezca en la cárcel.

Por eso no debe resultar extraño este anuncio sobre la libertad del procesado, posiblemente enmarcado en el juego mediático de presiones a través de la cual las partes tratan de dirimir posiciones, o quizás tomarlas ante una decisión judicial que les pueda resultar adversa.

Lo cierto -como lo dijimos-, no hay ninguna posibilidad que el “Pepo” Castiñeiras recupere su libertad, lo que se le podría otorgar es “prisión domiciliaria” –que no excarcelación sino una morigeración de su detención-, pero ello a posteriori de la realización de una audiencia convocada por el Juez de Garantías y de la que participarán la Fiscal, la Defensa y el Particular Damnificado, en la que cada parte expresará sus argumentos en favor o en contra, argumentaciones que el magistrado en el marco de la ley evaluará para tomar su decisión.

Esa audiencia aún no tiene fecha según las fuentes consultadas, en razón que la “Prisión preventiva” dictada por el Dr. Gasquet no se encuentra firme, fue apelada por la Defensa ante la Sala 2da. de la Cámara Penal de Dolores, no habiendo aún sido resuelta.

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *