Que no paguen ellos la falta de compromiso y empatía de los humanos. Que no sean ellos quienes sufran por esos ojos que prefieren mirar para otro lado. Que podamos demostrar a los insensibles que ellos merecen una vida con dignidad.

Que no vuelvan a la calle, La calle duele, son 90 animales en emergencia; ancianos, jóvenes, cachorros, discapacitados, medicados, castrados y sin castrar, lactantes.

En nuestro espacio comen, reciben atención veterinaria, son contenidos y atendidos a diario por un grupo de voluntarias y procuramos ADOPCIONES RESPONSABLES.

BUSCAMOS CON URGENCIA un espacio preferentemente cerrado, para albergarlos.

debemos dejar el lugar donde hace dos años empezamos a intentar ayudarlos.

No somos una ONG. Somos particulares.

No tenemos ayuda de ningún organismo público ni privado.

BUSCAMOS ALQUILER A UN PRECIO RAZONABLE.

Nos encuentran en la red social Facebook, grupo: “Recuperamos las castraciones entre todos”.

¡A la calle no!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *