El Gobierno nacional preocupado por diversas medidas inconsultas que han adoptado distintos jefes comunales de la Provincia en razón de la pandemia, procura establecer un plan unificado para el operativo de asistencia sanitaria.

La información indica que la estrategia del Gobierno busca no sólo reforzar los mecanismos de control de la cuarentena, sino evitar que haya decisiones inconsultas de intendentes bonaerenses con Nación o con la propia provincia de Buenos Aires.

En ese sentido el mensaje está dirigido a intendentes bonaerenses, como los de Ezeiza, San Vicente, Dolores, Olavarría, Necochea, Bolívar, Azul o San Vicente, que en los últimos días volcaron toneladas de tierra en los accesos a esos municipios para impedir la circulación vehicular de vecinos, además de una mayor presencia de efectivos policiales.

Según señaló anoche Infobae, un secretario de Estado con acceso al despacho presidencial les había dicho que esos intendentes “no entienden que acá hay que coordinar la tarea con la Nación y la provincia porque, si no, se transforma todo en un caos”. Que se había conocido que el propio Alberto Fernández les había pedido a varios jefes comunales que no tomaran medidas inconsultas, porque, por ejemplo, el acceso a una ciudad cortado con montañas de tierra impide el ingreso de ambulancias o camiones con alimentos. Que por ello había exigido una mayor coordinación a través del Comité de crisis armado el lunes pasado con intendentes bonaerenses y el gobernador Axel Kicillof.

Deja un comentario