Edificio TRibunales

El fallo se dictó en el Tribunal en lo Criminal nº 1 Departamental en el marco de un juicio abreviado. Testimonios y entrecruzamientos de llamadas telefónicas, entre los principales elementos que avalan la condena. El imputado se encuentra detenido desde enero de 2017.

 

En el marco de un juicio abreviado el Dr. Carlos Colombo actuando como Juez unipersonal del Tribunal en lo Criminal nº 1 Departamental, condenó a Pedro “Perico” Pavón por facilitar y promover la prostitución de una menor en nuestra ciudad.

El juicio fue consensuado por el Fiscal Dr. Diego Torres y el Defensor Particular Dr. David Lettieri, éste con ratificación expresa del procesado, tanto en la calificación, el carácter de autor del delito jugado, como el estimado de la pena a imponer.

El Dr. Colombo consideró tener legal y plenamente probado que entre los meses de julio de 2015 a diciembre de 2016, Pedro “Perico” Pavón, “facilitó y/o promovió en nuestra ciudad la prostitución de una menor” de 15 años de edad valiéndose de su estado de vulnerabilidad, obteniendo el imputado un beneficio económico por esos actos al actuar como nexo entre los clientes y la víctima.

Valoró el Juez entre otros elementos la denuncia formulada por el padre de la menor, quien dijo haber tomado conocimiento por su esposa que Pavón estaría prostituyendo a su hija, ya que ésta se lo había contado. Agregó que su hija les había dicho que trabajaba en casa de una jueza, que le pagaban $ 800 por día, que la dejaban bañarse, pero como Pavón la pasaba a buscar comenzaron a sospechar, entonces al hablar su esposa con ella había reconocido que no trabajaba de ama de casa sino que se prostituía.

Por su parte la progenitora manifestó que Pavón estaba “haciendo changar” a su hija en nuestra ciudad, que él era quien hacía los contactos entre ella y los clientes, que se quedaba con la mitad de lo que cobraba por esas relaciones sexuales.

Y a la Asistente Social de la Fiscalía General que entrevistó a la madre de la víctima, esta le dijo que había notado en su hija un cambio en la forma de vestir, usaba ropa más nueva, que le había llamado la atención que cuando regresaba a la casa lo hacía siempre recién bañada. También, que en una oportunidad había visto un mensaje de texto donde Pavón le daba una dirección adonde tenía que concurrir.

También consigna la resolución judicial el nombre de una chica, Abigaíl, que venía de la Capital Federal también a prostituirse, que se alojaba en un domicilio de la calle Dorrego, a quien le habían propuesto ir a la provincia de Misiones para trabajar sexualmente. Que un testigo manifestó haberse enterado que la mujer que vivía con él le conseguía mujeres a Pavón, para que éste abasteciera de servicios sexuales a sus clientes.

El Juez también valoró el allanamiento realizado en el domicilio de Pavón, donde se secuestraron 112 preservativos del Ministerio de Salud; dos cajas de DVD de películas porno, 6 sobres con CDS películas del mismo género, dos consoladores, uno de ellos tipo casero. Y que en el interior del baúl del Citroën del imputado, estacionado en el patio de la vivienda, se secuestraron 81 unidades de preservativos del Ministerio de Salud.

También consignó el Magistrado los múltiples indicios que surgían de las desgravaciones de las conversaciones telefónicas que mantenía Pavón con sus clientes, como por ejemplo una donde uno de estos le pedía “algo tiernito”; cuando habla con una persona y le preguntaba ¿”qué tal la pibita”?; o cuando a una tal “Malvina” le decía que necesitaba “una chica para 2 pibes”.

Los dichos de un testigo que refieren a que una mujer muy asustada, que había dicho que Pavón la había interceptado y desde un vehículo Bora le había dicho que le consiguiera clientes, aclarando, que aquélla antiguamente ejercía la prostitución.

Por ello el Juez Carlos Colombo resolvió condenar a Pedro Alberto Pavón (“Perico”), de 65 años de edad, nacido y con domicilio en Dolores, como autor penalmente responsable del delito de “Promoción y facilitación de la prostitución de menores de 18 años en Concurso Ideal con Explotación económica del ejercicio de la prostitución de menores de 18 años”, imponiéndole una pena de “Diez años de prisión”, también y por “cuatro años” la “prohibición de realizar actos de perturbación y/o procurar cualquier tipo de contacto por cualquier medio con la víctima”.

 

Entretelones de la causa y un posible rumbo

Debemos comenzar por recordar que Pavón se encuentra detenido desde el 5 de enero de 2017; que recientemente se le había denegado la prisión domiciliaria con pulsera electrónica; y que tenía fijado para estos días de marzo la realización del juicio oral en dos jornadas.

Y resaltar, que desde hace aproximadamente un mes de fuentes oficiosas se conocía que el Defensor Particular y el Fiscal venían hablando la posibilidad de consensuar un juicio abreviado, aunque existía diferencia entre las partes en cuanto a la pena, el primero hablaba de 8 años de condena y el segundo de 10, aunque de concretarse el juicio oral se decía que se pediría 14 años.

También se decía, que pese a que se consensuara el juicio abreviado la sentencia sería apelada ante el Tribunal de Casación Penal Provincial y otras instancias judiciales superiores, procurando con ello que la resolución no obtenga firmeza, y se le tenga que otorgar a Pavón la prisión domiciliaria al cumplirse los tres años de la prisión preventiva. Veremos si esta presunción tiene visos de realidad.

 

Tranquilidad para muchos

La forma en que se resolvió la investigación en esta primera instancia seguramente traerá tranquilidad a muchos dolorenses, puntualmente aquellos que estaban mencionados e identificados como clientes de la menor, ya que de haberse concretado el juicio existía la posibilidad cierta que se ventilarán nombres o situaciones que incomodarían a más de uno.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *