En un juicio abreviado sustanciado en el Juzgado en lo Correccional 2 Departamental, un vecino de Dolores sometido a proceso penal fue condenado por lesiones a su ex pareja mediando violencia de género.

El juicio había sido consensuado por el Fiscal Dr. Roberto Miglio Salmo y la Defensora Oficial Dra. Muriel Mendoza con acuerdo expreso de su defendido, en cuanto a la calificación y que la pena sería de ejecución condicional.

El titular del Juzgado consideró tener legal y plenamente probado, que el 13 de mayo de 2020 en el interior del domicilio de su ex pareja un sujeto le profirió insultos, le pegó una cachetada en la cara y la empujó, provocándole con su accionar traumatismo en brazo derecho, lesiones que fueron calificadas como leves.

La mujer al formular la denuncia señaló que la relación con su ex había sido siempre conflictiva, que este había decidido ponerle punto final y se había retirado del domicilio. Que ese día encontrándose ella en la vivienda junto a un amigo había visto llegar a su ex pareja, que este había ingresado y le había dicho a este que se retirara, tras lo cual había cerrado la puerta con llave y comenzado a insultar, tras lo cual se había dirigido a la pieza y había comenzado a tirar la ropa mientras procuraba llevarse la que aún le quedaba en el domicilio, que en esas circunstancias le había pegado una cachetada, la había empujado y golpeado tras lo cual había salido gritando.

La persona que estaba con la denunciante corroboró sus dichos, precisando que la ex pareja de su amiga estaba muy alterado y que él había decidido retirarse mientras escuchaba gritos del señalado, puntualizando que luego había llamado por teléfono a su amiga, a quien había notado muy angustiada y le había contado lo sucedido. Asimismo, indicó tener conocimiento que la víctima sufría violencia psicológica por parte de su ex pareja.

Un familiar de la mujer que vive en un domicilio lindante dijo haber escuchado gritos de parte de la ex pareja, haberse acercado al escuchar llantos de aquella y quien le había dijo manifestado que aquél le había pegado.

El Juez puntualizó, que los elementos de cargo detallados le permitían tener certeza sobre la materialidad delictiva como también la responsabilidad penal del imputado en el hecho.

Por ello el titular del Juzgado Correccional 2 resolvió condenar a N.D.B. de 26 años de edad, nacido y con domicilio en Dolores, como autor del delito de «Lesiones leves agravadas por la relación de pareja que mantuviera con la víctima y por haber sido cometidas por un hombre hacia una mujer mediando violencia de género«, imponiéndole como pena “seis meses de prisión de ejecución condicional” y el cumplimiento por dos años determinadas reglas de conducta, entre ellas realizar un tratamiento psicológico y/o abordaje interdisciplinario en relación a la violencia masculina e intrafamiliar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *