En un juicio de trámite abreviado realizado en el Tribunal en lo Criminal n° 1 Departamental, el Dr. Christian Rabaia actuando como Juez unipersonal condenó a un vecino de Gral. Madariaga juzgado por tenencia de estupefacientes para comercialización y de un arma sin autorización legal.

El juicio abreviado había sido consensuado por el Fiscal Dr. Gustavo García y el Defensor Oficial Dr. Juan Martín Enzagaray cuanto a la calificación y el estimado de la pena, ello con ratificación expresa del procesado.

El Juez tras el análisis y los elementos incorporados a la I.P.P., consideró tener y plenamente probado:

Hecho I: entre los últimos minutos del 25 de septiembre de 2019 y las primeras horas del día siguiente, en momentos en que personal de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado Dolores realizaba un allanamiento dispuesto por el titular del Juzgado de Garantías n° 3 Departamental, Dr. Gastón Giles, se constató que Jonatán Gabriel Arana tenía en su vivienda en la localidad de Gral. Madariaga con fines de comercialización 112 envoltorios y un trozo compacto de marihuana, con un peso total de 728 gramos. También una balanza de precisión y varios recortes de nylon similares a los envoltorios que contenían la sustancia estupefaciente.

La investigación se había iniciado luego de una denuncia anónima efectuada en la Ayudantía Fiscal de Estupefacientes de esa ciudad, donde se hacía saber que un sujeto vendía drogas y que dos personas en moto se encargaban de repartirla.

Las tareas de inteligencia realizadas por personal policial permitieron corroborar la existencia de movimientos compatibles con la comercialización de estupefacientes, e identificar a los intervinientes en la actividad ilícita

Hecho II: en esas mismas circunstancias tenía sin autorización legal, una pistola calibre 22 Ballester Molina apta para el disparo.

Al prestar declaración el imputado negó ante la Fiscal haber tenido drogas en su vivienda, que la balanza de precisión fuera suya, desconoció los recortes de nylon secuestrados y dijo que “ni siquiera tenía dinero para comer”.

Sin embargo para el Juez los elementos probatorios incorporados a la investigación permitían formar convicción, tanto respecto de la materialidad ilícita como de la intervención del imputado en la misma, resaltando que “los argumentos y explicaciones esgrimidas” por el procesado no lograban refutar las circunstancias del hallazgo efectuado en su domicilio, “tanto del arma de fuego como de la sustancia estupefaciente, esto es: ocultamiento parcial de las mismas, cantidad de sustancia estupefaciente, fraccionamiento de esta última, como así tampoco el resto del plexo probatorio en su contra”.

El Magistrado también señaló, que en el acuerdo de juicio abreviado las partes habían solicitado que se le dictara al imputado una pena única, comprensiva de la de “Un año y tres meses de prisión de ejecución condicional” impuesta por el Juzgado Correccional 3 de Dolores por los delitos de “Tenencia simple de estupefacientes, Tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil y Encubrimiento”.

Por todo ello el Dr. Christian Rabaia resolvió condena a Jonatán Gabriel Arana, de 33 años de edad, albañil, nacido y con domicilio en General Madariaga, como autor de los delitos de “Tenencia de estupefacientes con fines de comercialización (Hecho I)”; y “Tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil (Hecho II)”, a la pena de “Cuatro años de prisión”; Y como consecuencia de la condena anterior, le impuso una pena única de “Cuatro años y cuatro meses de prisión”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *