En un juicio de trámite abreviado, el Dr. Christian Ariel Rabaia actuando como Juez unipersonal del Tribunal en lo Criminal N° 1 Departamental condenó a un vecino de Dolores juzgado por “portación de arma de guerra sin autorización”, hecho perpetrado en nuestra ciudad en mayo de 2008.

El juicio había sido consensuado por la Fiscal Dra. Verónica Raggio y por el Defensor Oficial Dr. Gustavo Estrada, con ratificación expresa del procesado.

El imputado también lo estaba de “supresión de numeración de un objeto registrable”, pero en la presentación la Fiscal consideró que este delito estaba prescripto y que en consecuencia se debía decretar la extinción de la acción penal y dictar el sobreseimiento del procesado, lo que hizo el Magistrado.

Con respecto al restante delito endilgado, el Juez consideró legal y plenamente probado que en los primeros minutos del 12 de mayo de 2008 en inmediaciones de las calles Rico y San Martín, frente al pub de nombre de fantasía «Zarco», Víctor Danilo Prozzillo al descender del lado del acompañante de una camioneta “Toyota” conducida por otra persona, portaba sin la debida autorización legal una pistola calibre 9 mm. “Browning” (clasificada como arma de guerra), con la cual había efectuado al menos cinco disparos, cuatro de ellos al aire. Que en circunstancias y cuando este individuo intentaba ingresar al local, al serle impedido en razón de disturbios que previamente había provocado, se produjo un breve forcejeo con personal de seguridad y cayendo al suelo el arma que portaba, momento en que personal policial aprehendió al sujeto e incautó la pistola, mientras que en inmediaciones de la camioneta Toyota se secuestraron cuatro vainas servidas y siete proyectiles intactos.

Un efectivo policial declaró haber visto bajar a un sujeto de la camioneta y que minutos después había escuchado una explosión, compatible con el disparo de un arma de fuego, observado que aquel tenía una en su mano, por lo que había solicitado refuerzos. Que llegados estos lo habían visto cuando intercambiaba golpes de puño con una persona (seguridad del Pub), pudiendo observarse que tenía un arma en la parte posterior de la cintura, la que en el forcejeo había caído al suelo, procediéndose a su secuestro y a la aprehensión del individuo. Los efectivos destacaron que se lo veía muy excitado y que su rostro sangraba.

Con la consulta al Registro Nacional de Armas (RENAR) se pudo determinar que el imputado no se hallaba inscripto como legítimo usuario y autorizado para la tenencia y/o portación de armas de fuego, mientras que la pistola Browning 9 mm no se encontraba registrada en esa repartición.

Durante la investigación había surgido que el procesado registraba de mayo de 2004 una condena de “Tres años y ocho meses de prisión”, impuesta por el Tribunal Oral en lo Criminal 28 de Capital Federal como autor del delito de “Robo agravado por el uso de armas en grado de tentativa, en concurso real con Portación ilegal de arma de fuego de uso civil”, por lo que al no haber transcurrido los plazos previstos en el Código Penal correspondía declararlo “reincidente”.

Por todo ello el Juez Christian Rabaia resolvió condenar a Víctor Danilo Prozzillo, nacido en la Capital

Federal y con domicilio en Dolores, como autor del delito de “Portación de arma de fuego de uso civil condicional -de guerra- sin la debida autorización legal”, imponiéndole una pena de “Cuatro años de prisión” y la declaración de “reincidente”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *